Con el intenso azul del cielo tropical y de la Bahía Vizcaína de fondo, y el cambiante paisaje urbano de Downtown Miami a sus pies, Adriana Cataño resplandecía como una diosa frente a la cámara de nuestro fotógrafo Johnny Arráiz. Allí, en la cima de la “Ciudad Mágica”, una de sus hijas le contaba al lente una historia de éxito. La actriz, modelo, presentadora y talento de voz de ascendencia colombiana vive quizá uno de sus mejores momentos, tanto en lo personal como en lo profesional. Dueña de una sólida carrera de más de 20 años (además de una figura espectacular), Adriana encarna lo que es Miami y su lifestyle: una mujer exitosa, bella, de origen latino, sexy y que sabe cómo reinventarse constantemente, siempre en evolución, tal como lo hace esta ciudad que la vio nacer.

La actriz de novelas como “Belinda”, “Secreto de Amor”, y películas como “Bad Boys” y “Holy Man”, decidió, cuando se enteró de que estaba embarazada, ponerle un alto a su carrera para dedicarse a ser, como ella lo dice, “madre y padre” de su hija Gabriela, fruto de su polémica relación con el actor Jorge Salinas, que fue la comidilla de todos los tabloides y medios de farándula. Pero felizmente para ella, y aunque lamente que Jorge Salinas no haya estado más involucrado en la vida de su hija, las querellas y conflictos entre ellos hacen parte de un pasado lejano y los dos llevan en la actualidad un contacto más afable: “Llevamos una relación muy cordial por el bien de la niña. Somos adultos maduros y nuestra prioridad es la paz y felicidad de nuestra hija. Pero en realidad yo soy madre y padre porque Jorge trabaja en México y no está presente en el día a día. Mi hija y yo somos felices así y somos mejores amigas”, explica Adriana.

Su proyecto más reciente como “Cristina Esquivel”, la mamá del protagonista de la exitosa serie de Nickelodeon Latinoamérica “Grachi”, le daba la flexibilidad de tiempo para estar pendiente de “Gaby” y dedicarle tiempo, razón por la cual aceptó trabajar en la serie ganadora de numerosos premios. “Muchas veces rechacé muchas propuestas, especialmente de papeles protagónicos, pues los horarios de grabación eran terribles o me exigían estar mucho tiempo fuera de casa o de la ciudad y lejos de mi hija, y era algo que no estaba dispuesta a hacer. Mi hija era mi prioridad”. En “Grachi” estuvo por dos temporadas de las tres que duró la serie juvenil, ya que no renovó contrato para la tercera por no haber llegado a un acuerdo monetario con la producción.

Pero después de “Grachi”, los proyectos están a la orden del día para Adriana y ella está lista para darle un vuelco a su vida. “Creo que ha llegado mi momento. Mi hija ya está mayorcita, así que puedo retomar mi carrera y mis proyectos. No me arrepiento de haberlo dejado todo por ella, porque no hay nada más grande y especial que el tiempo que una madre les dedique a sus hijos, especialmente si eres madre soltera y no cuentas con el apoyo de un padre. Pero ya a partir de ahora, vienen muchas cosas interesantes en el camino”, comenta Adriana.

Por un lado, a finales de esta año volverá a lanzar su famoso calendario para el 2014, que promete estar bastante atrevido y picante: “por supuesto que va a estar bien sensual y sexy, de eso se trata, de darle al público lo que le gusta, pero eso sí, sin ser vulgar, con mucha clase y estilo”, comentó ella. La artista ya ha producido cinco calendarios en el pasado, pero este promete transmitir ese je ne sais quoi que tiene a Adriana llena de nuevos bríos.

Por otro, Adriana continúa con uno de los proyectos que la ha convertido en un emblema nacional: ser la vocera e imagen principal para el mercado hispano de “Rooms to Go”, la cadena de muebles más grande de Estados Unidos, con los que ya lleva más de 18 años. “Rooms to Go ha sido como mi familia por todos estos años y tenemos un equipo excelente con el que hemos hecho un gran trabajo; por eso estoy muy contenta de seguir llevando a los hogares de todos esos latinos las maravillosas líneas de muebles de la compañía”, comentó Adriana.

Pero quizá el proyecto que más la llena de alegría y satisfacción, y en el que está más enfocada en el momento, sea el de su exitosa serie de seminarios y talleres llamada “Cómo entrar al mundo del espectáculo y triunfar”, creada el año pasado para jóvenes talentos que desean dedicarse al elusivo y difícil mundo del entretenimiento. “Cuando yo empecé en esto, a mí nadie me ayudó, no tuve a nadie que me guiara. Yo aprendí de la manera difícil, tropezándome muchas veces, y por eso quiero compartir todos estos aprendizajes con la nueva generación de talentos, para que no los engañen, para que estén preparados y tengan todas las herramientas que necesitan para triunfar y no tengan que pasar por lo que yo pasé por no estar preparada”, comenta la artista.

Este año, los seminarios serán completamente gratuitos gracias a un patrocinador que consiguió Adriana, pero tendrán cupos más limitados. Lo que sí vuelven son los excelentes profesionales que impartirán sus valiosos talleres: Marc Durso como el profesor de actuación, la productora Solange Rivero con su agencia de talento, la reconocida artista de maquillaje Nathalia García, y por supuesto, la misma Adriana que estará compartiendo toda su experiencia laboral.

Dentro de los planes de Adriana está retomar su carrera en Los Ángeles y mudarse a la ciudad para empezar a hacer audiciones. “Me voy con mi agente para la costa oeste, donde ya hay unas cuantas agencias interesadas en mi carrera. Voy a tocar las puertas en Hollywood y voy a abierta a lo que venga, ya sea una serie en la televisión anglo o una película; me encanta el mercado anglo y ya tengo mucha experiencia trabajando en él, por lo que me gustaría comenzar cualquier proyecto en ese mercado, que definitivamente está en L.A., no en Miami”.

Y para nuestros lectores que se están preguntando (especialmente los caballeros) si esta estrella colombiana está aún solterita y a la orden… pues lamentamos mucho decepcionarlos, pues Adriana está muy feliz en una relación: “después de estar soltera por cinco años, empecé a salir hace un año con un americano divino con un cuerpazo espectacular”, dice ella entre risas, “y estoy bastante feliz, es un hombre caballeroso, que me apoya en mi carrera, no es celoso (algo muy importante en este medio) y lo más importante de todo, se lleva muy bien con Gaby; estoy en mi mejor momento”.