Amara es una cantante, compositora, bailarina y modelo que está viviendo el sueño de llevar su música a todos los rincones del mundo. Nacida en Miami, de familia dominicana e italiana, acaba de venir de una gira por Europa donde ha tenido gran éxito, y ahora comienza otra gira por América Latina. “Soy feliz cuando veo a la gente de otros países cantar mis canciones o cuando mis fans me dan muestras de cariño por donde voy; me siento acompañada, y eso me da fuerzas para seguir adelante y trabajar duro”, afirma Amara.

Con sólo 21 años de edad, está a punto de sacar su primer álbum al mercado llamado “Enamorada”, porque asegura estar enamorada de la experiencia que está viviendo, de su música, de sus fans y de su trabajo. Aunque las giras la separan de su familia y amigos y aunque no haya podido terminar su carrera de Dirección de Empresas por estar siempre trabajando, Amara es feliz con lo que hace y se entrega en cuerpo y alma en cada presentación. Este nuevo álbum, de estilo dance electrónico tiene fusiones de elementos tropicales y colaboraciones latinas con artistas urbanos como Rickylindo, Juan Magán y Fuego.

Aunque está disfrutando su momento, el camino no ha sido fácil para esta talentosa artista; su madre fue una inmigrante soltera que llegó a Estados Unidos cruzando la frontera mexicana, buscando una vida mejor para su hija, quien a pesar de su belleza ha tenido que sufrir el racismo por el color de su piel, como ella misma lo afirma: “he tenido que trabajar siempre el doble por ser negra; cuando iba a castings de latinas, me preguntaban si hablaba español; nunca asocian a las latinas con mi color, pero yo siento que represento a la mujer latina”, asegura Amara.

La carrera artística de esta bella mujer comenzó a la temprana edad de 4 años, cuando ganó el concurso de “Mis Chiquitita” en el programa “Sábado Gigante” de Univisión; desde entonces, no solo destacó por su belleza, sino que su simpatía la llevó a participar en el programa durante seis años en el segmento de niños. Trabajó como modelo de importantes firmas y en shows televisivos, pero su verdadera pasión era la música. Amara canta todos los estilos, desde música latina, urbana, tropical, afro, soul, hasta dance, pop, R&B y Soca, pero poco a poco ha ido formando su propia identidad y su álbum “Enamorada” es el inicio de esta nueva etapa de madurez profesional.

“Tengo mucho que agradecer al equipo que me acompaña cada día a ser la artista que hoy soy, y a mi madre, que es la que me empuja siempre y es mi mejor amiga”, afirma Amara, quien asegura disfrutar mucho de la ciudad de Miami: “cuando no tengo que viajar me gusta mucho ir a comer a Nikki Beach, pasear por Coral Gables o ir de tiendas a Bal Barbour, ¡me encanta el shopping!”.

Amara, cuyo nombre significa “belleza infinita” y “mujer de piel canela”, es una mujer inquieta a la que le gusta explorar lo que ofrece la vida; “soy muy curiosa y me gusta

intentar cosas diferentes, viajar, conocer, y también crecer para mí misma”. A su corta edad ha vivido muchas experiencias y entiende la vida como una evolución. “Dentro de veinte años me imagino con mi propio imperio, conocida por el mundo entero, quizás haciendo una película con Denzel Washington, que es mi actor preferido, ¡quién sabe!” cuenta Amara, entre risas.

Sin embargo, no solo piensa en ella misma, pues asegura estar preocupada por las injusticias del mundo; en especial le duele mucho que los niños pasen hambre. “En un futuro espero poder formar mi propia fundación para cooperar con este problema, me dan mucha pena los niños que sufren y no tienen comida, esto es algo que no debería pasar”, explica.

Con ese gran corazón y su buena energía seguro que llegará lo lejos que desee, y así como ella lo está, muchos estarán “enamorados” de su música, su belleza y su talento.