Cuando se trata de los eventos más exclusivos y lujosos, donde sólo la crème de la crème tiene acceso y sólo aquellos en el “A-list” pueden entrar, hay una pareja élite de “embajadores VIP” que conceden “pasaporte” para poder entrar a este selecto mundo en Miami. Se trata de Eric Even y Ana Isabel Alvarado, la “power couple” como se les conoce con cariño en la escena social, una pareja franco-colombiana que por varios años ha organizado y traído las mejores y más exclusivas fiestas a South Beach y Miami con su empresa de eventos “VIP Embassy”.

Conversé con ellos durante una agradable entrevista en el patio del hotel Setai, donde me contaron sobre su trabajo como promotores y organizadores de eventos, del selecto mundo social de Miami y de los nuevos proyectos en los que están trabajando con su compañía.

Ana Isabel, cuéntanos un poco sobre ti.

Eric and Ana ph

Juan Camilo Gómez / Fotografiados en el hotel Setai

Nací en Barranquilla, Colombia, la misma ciudad de hermosas mujeres como Sofía Vergara o Shakira, y creo que mi origen caribeño es lo que me da el sabor cuando organizo un evento, porque a nosotros los barranquilleros nos encanta la fiesta (risas). Estudié hotelería y turismo en mi ciudad, siempre me gustó la industria de la hospitalidad y tratar con las personas. Luego me mudé para Nueva York donde trabajé en los mejores lugares como los restaurantes en el Lincoln Center, en el “Museum of Natural History”, y el Rockefeller Center para Restaurants Associates. Ellos tenían los mejores lugares y eran un grupo como de 37 restaurantes. Trabajé con ellos en el departamento de banquetes y también como anfitriona en otros restaurantes.

¿Qué te trajo a Miami?

Vine a Miami porque quería trabajar en un hotel pero tuve que empezar a trabajar en un restaurante ya que era lo que estaba disponible en ese momento. Allí, tuve la suerte de conocer personas que me empezaron a ofrecer trabajo en otros lugares de South Beach haciendo promoción de eventos; así comencé a trabajar aquí, allá, y honestamente eran los mejores lugares de Miami; fue así como me fui dando a conocer y la reputación de mi trabajo fue creciendo. Desde entonces, tengo una muy buena trayectoria en South Beach.

Cuéntanos un poco sobre ti Eric, ¿cuál es tu historia?

Bueno, yo terminé en este negocio de eventos por casualidad. Soy de Angers, Francia. Estudié Derecho del Comercio Internacional en París y Londres. Me mudé a Estados Unidos por mi trabajo como diplomático, era director de desarrollo comercial para el consulado de Francia en Miami y me enamoré de la ciudad. Me ofrecieron una oportunidad de trabajo como director de la Cámara Franco-Americana de Comercio y trabajé con ellos por un tiempo. Luego, quise tener mi propia empresa por lo que abrí una compañía de eventos corporativos con un socio donde organizábamos eventos grandes en South Beach, hasta que vino la crisis en el 2008 y las compañías no tenían presupuesto para realizar eventos corporativos; entonces fue cuando Ana Isabel y yo nos enfocamos más en nuestra compañía “VIP Embassy” y fue cuando realmente despegó.

Bueno, pero un momento, ¡no se me adelanten! ¡Todavía no se han conocido y ya tienen una empresa! ¿Cómo fue que ustedes dos se conocieron?

(Risas) Nos conocimos en un evento, en una fiesta en Palm Island hace como más de siete años. Hubo una conexión entre los dos pero tuve que trabajar un poco para que él se diera cuenta de mí. Él estaba más para su trabajo y no estaba buscando una relación. Nosotros ya nos habíamos conocido en eventos anteriores y cada vez que nos presentaban, él me daba su tarjeta. Así que te imaginarás que tenía muchas tarjetas suyas (risas).  Pero esa noche pensé, “si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña”, y le dije: “Ya no voy a coleccionar más tus tarjetas, ya tengo bastante”. Y desde esa ¡noche la magia comenzó!

¡Vaya! ¡Qué historia! Bueno, y ¿cómo nació “VIP Embassy”?

Ana, Eric and Bob Sinclar

Ana Isabel, Eric y el dj francés Bob Sinclar / Tomada del Facebook de Eric

Nació de una manera interesante; Ana Isabel ya estaba en la industria de eventos sociales mucho antes que yo. Un día me cansé de ser promotor del lugar donde estaba y la persona para la que trabajaba Ana Isabel le dijo que si me convencía a mí de trabajar con ellos le iban a pagar mejor a ella. Empezamos a trabajar juntos y nos fue espectacular, tanto que nos decían “the power couple”; traíamos muchas personas a los eventos y trabajábamos muy duro para ser los mejores.

Llegó un punto en el que las personas nos conocían y nos buscaban tanto que decidimos crear nuestra propia marca para promover las mejores fiestas y lugares en Miami Beach a la que decidimos llamarle “VIP Embassy”. El nombre es un juego de palabras que se le ocurrió en realidad a Ana Isabel y es una broma privada que tenemos: “VIP” porque nuestra empresa sólo organiza los eventos más exclusivos, en los mejores lugares de la ciudad y con la gente más selecta, y “embassy” por mi trabajo anterior como diplomático. Y bueno, al final terminamos siendo eso ¿no? Concedemos entrada o “pasaporte” a todos los VIPs para los mejores eventos, de ahí nuestro eslogan “su pasaporte a eventos de lujo”. Comenzamos con “VIP Embassy by Ana Isabel and Eric”, porque todo el mundo nos reconocía como Ana Isabel y Eric. Ahora ya la gente reconoce la marca si sólo decimos “VIP Embassy”. En los últimos dos años hemos crecido muchísimo y tenemos ahora todo un equipo de gente trabajando con nosotros. Hoy en día no sólo promocionamos eventos, sino que también los organizamos, realizamos lanzamientos de productos, de marcas, hacemos planes de mercadeo y relaciones públicas, ofrecemos servicios de conserjería privada… somos una compañía boutique de servicios premiums  para clientes de altos ingresos. Traemos la gente adecuada a un lugar, organizamos completamente un evento, o hacemos construcción de marca para un cliente. En los últimos años ese ha sido nuestro enfoque, diversificar nuestras actividades. No es un trabajo fácil pero a nosotros nos encanta.

Cuéntenme del servicio de conserjería privada, ¿de qué se trata?

Tenemos por lo menos una docena de clientes de muy alto perfil para los cuales hacemos consejería privada en Miami, lo que incluye hacerles reservaciones en los mejores hoteles y asegurarnos de conseguirles la mejor habitación, llevarlos a los mejores lugares a comer, a ver un espectáculo, de compras, de fiesta por los VIPs de las discotecas, transporte al aeropuerto, al hotel, a los lugares de diversión, que puede ser en limosina, o en jet privado, siempre tener los accesos privados para ellos… en fin, una variedad de actividades y servicios exclusivos que les brindamos a estos clientes.