Dicen que si las paredes de las casas hablaran, desnudarían los secretos de las personas, pero también existen dos espacios en el hogar que, sin necesidad de hablar, revelan algunos detalles de cada individuo, como el gusto personal, y dejan al descubierto alguna parte de la personalidad de la gente. Nos referimos al baño y a la cocina, dos lugares que siempre requieren nuestro mayor cuidado y atención, dos partes de la casa que si bien sirven para suplir necesidades básicas como el aseo y la alimentación, también van más allá para ofrecernos experiencias de relajación, esparcimiento, entretenimiento y bienestar .

Por eso, son áreas cuyos diseños tienen que transmitirnos esas sensaciones y brindarnos un abanico de opciones con las más modernas tendencias para satisfacer nuestras necesidades y expectativas. LifeStyle Miami hizo un recorrido por algunos de los diseños de baños y cocinas más trendy y exclusivos del sur de la Florida y encontramos dos espacios que nos encantaron por su concepto, manejo de materiales y su capacidad de transportarnos más allá del simple baño y la simple cocina, sin dejar de ser funcionales, contemporáneos y prácticos.

El primero es un baño que adorna  un apartamento en el lujoso complejo Mizner Park en el centro de Boca Ratón y fue diseñado por Eric Dyer, director de diseño de Troy Dean Interiors. La sensación de sensualidad que irradia este diseño es la característica primera que se percibe, sensación que va en complicidad con el concepto del resto de la vivienda.

Este sensual baño maneja una conexión con el elemento tierra, a través de las tonalidades grises que brindan la caliza, la piedra de lava y el roble gris.

La iluminación indirecta es lo que establece el ambiente. El lavabo, el mostrador del lavabo y la bañera están hechos en piedra caliza gris. Las paredes perimetrales son de piedra de lava abujardada, que se asemeja a la piedra caliza con un acabado de textura. Cuando está iluminado correctamente, este acabado texturizado da una sensación muy dramática. La carpintería es de roble gris. El roble gris utilizado en el tocador alberga una serie de cajones para almacenamiento y las instalaciones de plomería de la bañera, que son todas de la marca de lujo alemana Dornbracht.

En la pared de fondo hay unos estantes flotantes en acero inoxidable que salen de la pared revestida de paneles del mismo roble gris y que exhiben la colección de figuras Lalique del cliente. El espejo del tocador tiene una tenue iluminación por debajo para darle un efecto flotante y también sirve de botiquín equipado con tomacorrientes para mantener máquinas de afeitar, cepillos de dientes eléctricos, secador de pelo y demás accesorios siempre conectados y guardados, fuera del mostrador del lavabo para que el baño siempre esté ordenado.

Esta sofisticada y moderna cocina fue completamente rediseñada para que el cocinero pudiera tener un espacio más abierto y aprovechar las hermosas vistas del océano que tiene el apartamento.

El segundo espacio es una cocina diseñada por la compañía Trend Design + Build y pertenece a una unidad que se encuentra en el  Hotel Diplomat en Hollywood. Esta compañía se especializa en el diseño de interiores de lujo y tiene una gran  cantidad de unidades en varios de los proyectos más ambiciosos y lujosos del sur de la Florida y utiliza los métodos más modernos para crear sofisticados espacios residenciales y comerciales.

Este espacio fue rediseñado con el fin de facilitarle al cocinero una vista inspiradora del océano mientras prepara sus deliciosas creaciones. El refrigerador, el horno y el gas tuvieron que ser reubicados con el fin de lograr esto, así como realizar grandes modificaciones mecánicas que incluyeron una estufa con ventilación de tiro descendente.

La inspiración de este proyecto, basada primordialmente en la cocina, fue la espectacular vista hacia el océano. Con el propósito de engrandecer las estaciones de preparación y cocina, se prestó mucho cuidado en el diseño y en el uso de los materiales. Para crear una sensación de grandeza e importancia, el techo de la cocina es de madera natural wengue, detallado con inserciones de líneas de acero inoxidable cepillado que caen ligeramente por debajo del cielorraso blanco brillante y retroiluminado, lo que le da la sensación al techo de flotar por encima del espacio bien definido.

Los gabinetes altos, blancos, pulidos a manos y con un acabo barnizado, brillan con elegancia sobre la pared enchapada con mosaico de cristal y mármol, que brilla como joyas con la iluminación inferior de los gabinetes. El mesón o encimera de la cocina de cuarzo blanco es embellecido con accesorios como un fregadero de acero inoxidable de la marca de lujo Julien, un grifo de cromo pulido de la marca Franke, y una estufa de gas con ventilación de tiro descendente motorizada, adecuada para cualquier entusiasta de la cocina.