Bryan Peña es un personaje popular de Brickell, ¿quién no ha asistido a uno de sus eventos o probado alguno de sus productos? Su carisma y creatividad sorprende a quienes lo conocen, y todo el mundo lo encuentra un aliado perfecto para hacer posible su objetivo. “We make it happen” es el eslogan de BP Media Partners, empresa que fundó en 2002 y la cual dirige junto a un equipo de profesionales en las áreas de marketing y comunicación. Trabaja con marcas globales de diferentes áreas como la Industria Licorera, de Bebidas, Franquicias Internacionales, Hotelería y Oficinas Gubernamentales que confían el éxito de sus empresas en la creatividad de Bryan,  pero ¿cómo llegó a lograr esto? La historia comenzó como muchos aquí, abandonando su país para buscar un mejor futuro. Original de Santo Domingo, Bryan estudió Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas en la Florida International University, después cursó estudios de especialización en Marketing y Política Latinoamericana en Nueva York y Chicago, pero se asentó en Miami, donde comenzó a trabajar en ventas y finanzas para importantes marcas de coches. Sin embargo, un día su vida dio un giro hacia otra dirección, un acontecimiento con Emilio Estefan le abrió las puertas al mercado de la creatividad. Bryan es de esas personas que ven lo que otros no ven y con una mente elocuente que no tiene límites, de ahí que el mismo Emilio Estefan, cazador de talentos, fuera la primera persona que se dio cuenta de sus cualidades y le ofreció su primer trabajo de Relaciones Públicas y Mercadotecnia para promocionar varios de sus negocios. “Esta historia es muy graciosa, celebré mi cumpleaños en el restaurante Cardozo, propiedad de los Estefan y llevé a más de 300 personas, además dio la casualidad que ese día estaban Jennifer López y Shakira, y entonces me pidieron que trabajara allí organizando eventos los sábados”, explica Bryan. Y de esta manera fue como su popularidad siguió creciendo en Miami, hasta verse “obligado” a fundar su empresa. “Yo siempre digo que BP Media surgió de una necesidad mental, de mi curiosidad constante, y de las ganas de inventar y crear formas nuevas de sorprender a la gente”, explica Bryan, quien en su tiempo libre le gusta hacer deporte al aire libre y leer artículos, libros y revistas con historias de actualidad de todas partes del mundo. “Todo en la vida puede ser inspirador si uno está abierto a que así sea, mi mente nunca deja de crear y las mejores ideas llegan cuando menos lo esperas”, afirma. Así pues, en Miami ha encontrado el marco perfecto para llevar a cabo su especialidad, el mercadeo de marcas a través de eventos. “Esta es una ciudad joven, diversa y sobretodo que entiende a nosotros los Hispanos e inmigrantes que venimos a dar lo mejor y esforzarnos por tener una vida mejor”, explica. En un futuro, Bryan asegura que seguirá a la vanguardia en la tecnología para crear nuevas plataformas de eventos conceptuales y estrategias de Marketing y Branding, “buscamos la manera más eficiente y efectiva de llegar al público con el menor costo e inversión”, explica. Sin embargo, bajo esta mente estratégica también hay un gran corazón y un deseo político de servir a la comunidad, pues no sólo trabaja con grandes marcas, sino que ayuda a los pequeños empresarios, inventa campañas para el desarrollo social y hasta programas para promover el talento latino en EE.UU. Quizás en un futuro llegue a ser un candidato político ideal, conocedor de su comunidad y con ideas innovadoras.