Aunque Coral Gables se ha hecho famosa en el sur de la Florida por su arquitectura de estilo mediterráneo con toques coloniales españoles, su exuberante jardinería y paisajismo y sus suntuosos y elegantes acabados al interior de los edificios, la ciudad no es muy reconocida por estar a la vanguardia en lo que a “construcción verde” o edificios sostenibles se refiere. En otros distritos de Miami, vemos que la tendencia de “bioedificios” está muy bien posicionada, como es el caso de Brickell con edificios eficientes como la torre 1450 Brickell Avenue, el hotel Hampton Inn and Suites o el 800 Brickell. Sin embargo, no se ve en la nueva ola de desarrollos inmobiliarios de Coral Gables un interés por priorizar construcciones que obtengan la certificación LEED (siglas de Leadership in Energy and Environmental Design) designación que reciben todas estas edificaciones que desarrollan e incorporan programas encaminados a mejorar la eficiencia energética, la calidad ambiental al interior, el uso de materiales ecológicos, la reducción del impacto en el medio ambiente, entre otras.

Eso fue hasta que llegó la recién construida torre norte del complejo 396 Alhambra, ubicado sobre Alhambra Circle en pleno corazón de Coral Gables, un proyecto que ha logrado mezclar el estilo clásico con el concepto moderno de sostenibilidad. El enfoque en aspectos ambientales toma un nuevo significado para Coral Gables, a medida que más y más empresas y usuarios multinacionales, a quienes se les exige ubicarse en edificios con certificación LEED, buscan espacios comerciales en la encantadora ciudad.

El 396 Alhambra se ha convertido así en el primer edificio de Coral Gables en recibir certificación LEED de oro por parte del Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos en la categoría “Core and Shell”, que aplica a nuevas construcciones (U.S. Green Building Council, USGBC). La torre es un desarrollo de uso mixto de 163 mil pies cuadrados con espacio de oficinas y comercial.

 “La distinción que ha recibido el 396 Alhambra como el primer edificio de oficinas recién construido con certificación LEED en Coral Gables definitivamente lleva los proyectos inmobiliarios comerciales a otro nivel en uno de los submercados más deseados de la Florida”, comenta Brian Gitlin, de la empresa constructora del edificio Agave Holdings, quien supervisó el proceso de certificación.

La noticia de la certificación LEED llega a medida que se llena el listado de inquilinos del edificio con empresarios y compañías multinacionales, entres los que se incluyen HBO Latin America, Millicom International Services, el bufete de Richman Greer, el Banco Pichincha, CitiBank NA, la firma de arquitectura y diseño RTKL Associates, entre otros. A la fecha, el edficio tiene una ocupación del 55%.

“Por mucho tiempo, Coral Gables ha sido un centro focal para la actividad financiera y los negocios internacionales, y el 396 Alhambra ha sido por excelencia una de las direcciones más codiciadas en este mercado”, afirma Tere Blanca, presidente de Blanca Commercial Real Estate, la agencia de arrendamientos exclusiva del edificio. “Con más y más compañías preocupándose y haciendo énfasis en espacios de trabajo más ecológicos y sostenibles, esta certificación LEED pone al 396 Alhambra por encima de todos los otros edificios en el mercado de Coral Gables”, añadió.

El 396 Alhambra ofrece una gama de estrategias y tecnologías eficientes que mejoran la salud y la productividad de sus ocupantes a la vez que reducen residuos y promueven la sostenibilidad. El edificio ahorra 14% más de energía que un edificio de oficinas nuevo estándar del mismo tamaño y tiene un sistema de agua eficiente que ahorra más del 40%; incluye también un sistema de gestión de aguas pluviales para limitar la contaminación del agua, fomenta el uso del transporte público – como el trole de Coral Gables – y ofrece estacionamientos preferenciales a personas con carros de bajas emisiones y eficientes de combustible. Adicionalmente, cuenta con un sistema de gestión de la refrigeración que limita los gases que contribuyen al agotamiento del ozono y el calentamiento global; aproximadamente el 80% de los residuos de construcción del proyecto se reciclaron; el 24% de todos los materiales provenían de fuentes dentro de 500 millas de la obra y se usan productos de limpieza y de control de plagas que no son nocivos para el medio ambiente.

 La torre sur del complejo, que ya existía, fue completamente renovada y se espera que obtenga la certificación LEED de plata.

Diseñado por la firma de arquitectos con sede en Miami The Fullerton Grup y construida por Balfour Beatty, el complejo 396 Alhambra presenta una arquitectura de influencia española y materiales de construcción de alta calidad, entre ellos el mármol de la cantera original del palacio de la Alhambra en España. The Spinnaker Group trabajó en conjunto con los propietarios del edificio para conseguir la certificación LEED.

Tanto la torre antigua como la nueva ofrecen vistas espectaculares y espacios de oficina flexibles que van desde los 8950 a los 31000 pies cuadrados. Los servicios incluyen un estacionamiento vigilado, amplio, cubierto y de ocho pisos; servicio de aparcacoches o valet parking, servicio de conserjería, seguridad las 24 horas con tarjeta de clave de acceso, una sucursal de Citibank en el lugar, 34000 pies cuadrados de espacio comercial y para restaurantes en el primer piso y una terraza ajardinada al aire libre para el disfrute de todos los inquilinos.

El proyecto entra a competir en un mercado inmobiliario comercial con edificios de oficinas en Coral Gales que en un tiempo estaban para la venta y ahora están disponibles para alquiler y más de dos millones de pies cuadrados de espacio comercial que están siendo entregados en Downtown y Brickell, con cada vez más iniciativas de certificaciones LEED y sostenibilidad ecológica.