Amor, amor, y más amor es el capítulo de hoy. Solo sintiendo amor estamos rindiendo culto a nuestra esencia divina, y solo volcando amor hacia otros nos sentimos completos y abundantes.  Dar amor es muy lindo, y cuando no sentimos la visita del amor a nuestra puerta, nos ponemos impacientes y sentimos algo de vacío.  Pues, ¡a llamar a Cupido, el Ángel del Amor!

Ahora en el mes de febrero queremos abordar el lindo y complicado tema del amor. A veces la vida nos pone pruebas y no podemos dejar de pensar en esa persona, y no podemos dejar de sentir esa energía de amor, de amor completo, de amor espiritual, corporal, y la mente se dispara a solo ansiar la compañía de esa persona. Pues muchas veces eso quiere decir que Cupido conectó con nosotros.

Cupido se presenta a las personas comprometidas con la alta vibración, y personas que permanentemente están dando amor. Como resultado a su buena labor y buen actuar, Cupido les hace entrega de un regalo maravilloso, y eso es  reconocer y poner en nuestro camino a nuestra "alma gemela".

En la mitología griega Cupido es el dios Eros, el hijo de Afrodita la diosa del amor, la belleza y la procreación. En la mitología romana es el "Ángel del Amor" y  se le adjudica la responsabilidad de ser el creador de los amores intensos y pasiones.

Es un ángel que de alguna manera nos rige a todos. Es así como lo plantea William Shakespeare en su obra "Romeo y Julieta", es Cupido quien nos rige a todos.

Pero hay que entender que Cupido abre las puertas del amor solo a aquellos que están dispuestos a abrir su corazón. Y de alguna manera no rige a quienes no sintonizan con la vibración de un corazón amplio y abierto.

No siempre las historias de "almas gemelas" o "almas compañeras" terminan unidas o compartiendo vidas terrenales juntas. Pero justamente hay que entender que el regalo consiste en simplemente vivir ese sentimiento tan completo, tan sublime, tan glorioso , aunque sea por un instante. Es un verdadero regalo de la vida o un verdadero regalo de Cupido. Instantes de sentir una paz, un regocijo , una luz, y una pasión inconmensurables.

"Las almas gemelas" que se encuentran en esta vida son parejas que ya estuvieron juntas en una vida pasada y que no pudieron completar su vida juntos, muchas veces tampoco la completan en esta vida, pero son amores más bien espirituales que no vienen para tener una vida amorosa terrenal, pero la pasión y el amor que sienten cuando se reconocen es muy abundante; vamos a decir, un sentimiento infinito, sin límites.

Tampoco quiere decir que nunca van a estar juntos, pero hay que tomar en cuenta las circunstancias. Muchas veces, esas almas ya están comprometidas en otra vida con un ¨alma compañera¨. Todo es cuestión del destino de cada persona y del manejo del libre albedrío, pero Cupido y los ángeles del amor tampoco van a permitir destrucción de familias, ni sufrimiento.

Entonces hay que entender la naturaleza de un regalo de amor espiritual, muchas veces es eso, "un amor espiritual" que nos llena de gloria y de gozo. También Cupido se presenta como un regalo maravilloso que es la presencia de un alma compañera para esta vida terrenal. Y ese amor es muy palpable en lo físico.

Muchas veces los flechazos de Cupido suenan cuando la persona menos se lo espera, es como un regalo muy mágico, y el receptor del regalo muchas veces es aquella persona que ama la vida con intensidad. Es importante también estar expuesto a la naturaleza y tener alegría para vivir. La energía del amor no tiene que ver con el tormento sino con la alegría de sentir amor por nuestra circunstancia y condición.   

Otra forma de manifestación de la energía de Cupido se encuentra en ambientes de color rosa y rojo, y en perfumes de rosa.

Se recomienda limpiar el dormitorio con agua de esencia de rosas para llamar al amor. Y a Cupido o "Ángel Chamuel", el "Ángel del Amor", se le invoca también encendiendo velas color rosado pastel. Es muy recomendable también los baños en pétalos de rosas color rosado o violetas pálido. Los baños de rosas rojas están más conectados a la atracción de un amor más carnal y más terrenal.

A Cupido también le gusta que la persona que lo llame tenga una energía juguetona e infantil y que saque al niño que existe dentro de sí.   

Si estamos en una realación amorosa tormentosa, es el momento de parar esa energía y buscar la felicidad. Cupido plantea que el amor y la pasión están muy alejados del sufrimiento y el tormento.   

Conectarse con una meditación y con Cupido y hacer una evaluación sobre nuestra vida amorosa vale la pena. Y si aún no eres afortunado en el amor, busca llenarte de paz y amor y llama en tus meditaciones a Cupido para que utilice su flecha contigo y con un ser que te ame y te haga feliz.

Mónica Perez es maestra en Reiki, sistema Usui, terapias de sanación “lightwork” y a través de cristales, enseñanzas de cábala (Kabbalah) y sanación astral. Ella dicta seminarios y cursos sobre el manejo de la energía, a nivel empresarial o individual.

Para entrar en contacto con Mónica, puedes escribirle a Monicaperez67@bellsouth.net