Hoy en día los museos están aumentando su cuota de objetos de diseño con colecciones permanentes y exposiciones memorables. El MOMA, por ejemplo, presentó este año una muestra excepcional de Alexander McQueen que atrajo visitas del mundo entero. Cae de maduro que Design Miami sea una de las mayores ferias en el marco de la semana del arte. Vecina a Art Basel Miami Beach, la feria se dedica enteramente a exhibir excelente diseño de perfectas cualidades en un espacio abarcable sin que uno llegue “con la lengua afuera” a la puerta de salida.

Biblioteca realizada con fregaderos por el estudio de arquitectura Lo-Tek. Exhibida en Design Miami por Mark McDonald Gallery

En la edición de 2011 (durante Art Basel) que se realizó el mes pasado, encontramos piezas únicas de producción original en la feria; no sólo presentan un diseño exquisito, sino que cuentan la historia de como fueron creadas, conservadas y recuperadas. Encontramos también una fuerte premisa del reciclado, sin poner en jaque la estética del diseño.

Una de las piezas más llamativas, creación del estudio de arquitectura Lo/Tek, propone una nueva manera de reciclar: el “up-cycling” (a-ciclar). La pieza esta construida a partir de elementos nuevos que cumplen un fin distinto al de su función original. En la galería Mark McDonald de Nueva York, dos bibliotecas giratorias creadas con fregadores hacen las veces de paredes para el espacio. No es la primera vez que estas piezas únicas funcionan como objeto arquitectónico. Las dos bibliotecas fueron creadas para la compañía editorial Edizioni Press también de Nueva York, donde hacían las veces de puertas de una sala de conferencias. Cuando la editorial cerró, los arquitectos recuperaron las bibliotecas, cotizadas en $90,000 dólares.

Con una presentación de carácter teatral, dos artistas belgas fueron comisionados por Fendi para modificar y recrear muebles del siglo XVIII con cueros descartados de la producción de indumentaria. El diseño perfecto de los muebles fue transformado en cuero hasta el último detalle. La madera muta y se convierte, casi inadvertidamente. Las piezas cuelgan sutilmente como si fueran títeres.

"Concrete Stereo", 1983, obra de Ron Arad

Sebastian Need interviene los muebles realizando una descomposición geométrica que aparenta chorrear del objeto sólido. Otros muebles presentan heridas curadas con trenzas de cuero, intervenciones de la artista Elisa Strozyk. Inspirado en el Palazzo Fendi, los muebles flotan en un espacio en el que también trabajaban los artistas, mostrando los detalles de su delicada y dedicada producción.

Galerie Downtown de París presentó un espacio con materiales industriales funcionales con estilo muy preciso. Un objeto diseñado para el uso cotidiano cuenta una historia particular: se trata de un equipo de música casi enteramente realizado de concreto. El “Concrete Stereo” fue creado en 1983 por Ron Arad con una pequeña serie únicamente obsequiada a sus amigos. ¿Será que el artista quería asegurarse de disfrutar de buena música y buen estilo al visitar a sus amigos? La pieza se mantiene actualizada en la tecnología ya que lo que originalmente funcionaba como tocadiscos, ahora también tiene un adaptador para conectar un iPod. “Concrete Stereo” es un símbolo del diseño funcional y también es exhibido como pieza de arte en el MOMA de Nueva York.

5. Diente de León Monumental en acero y mármol, creado por Harry Bertoia en 1960. Detrás: Folly, (2010) una instalación de Beth Katleman con piezas de porcelana imitando el “Toile de Jouy”. Exhibido en Design Miami por Todd Merril Antiques, de Nueva York

Con la misma premisa de reutilizar materiales naturales, Johnson Trading Gallery presentó un espacio que invita a sentarse y conversar, decorado con cortinas de corchos y mesas de barriles de vino. El diseñador Ricky Clifton renueva la estética de los objetos utilizados para almacenar vino. ¡Quizás su próxima pieza sea una instalación con botellas de vino!

La galería Hoster Burrows de Nueva York exhibe muebles de diseño exquisito; objetos de líneas modernas escandinavas que cualquiera desearía profundamente llevar a la sala de su casa. Dos sillas del artista Charles De Lisle juegan con la textura visual. Creadas enteramente de madera reciclada de secoya de California teñido, las piezas parecen ser blandas. La pieza sólida y maciza acobija al usuario como si fuera tapizada en terciopelo.

En una caseta más bien de carácter promocional, el Museo Wolfsonian de la Universidad Internacional de la Florida nos invitaba a la muestra “Libertad, Igualdad y Fraternidad” con diseños franceses desde 1940 hasta hoy. En Francia el diseño está muy ligado a la evolución política e intelectual de la sociedad. Curada por Mathias Augustyniak y Michael Amzalag, esta exposición de la evolución del diseño francés del siglo XX nos explica cómo sus protagonistas aseguraban estar cambiando el mundo con sus modelos. Habrá que visitar el Museo, ubicado en Miami Beach, para ver de que se trata. ¡Nada que contenga objetos de Pierre Pauli, Phillipe Starck o los Hermanos Bouroullec puede ser malo! La exposición continúa hasta el 26 de marzo de este año.

Elisa Strozyk trenzando cueros de Fendi sobre muebles del siglo XVIII

Funcionando como símbolo y representación de Design Miami, en el corazón del Design District, encontramos dos piezas del visionario Buckminster Fuller donde antiguamente se ubicaba la feria. “El Futuro Perfecto” presenta dos obras icónicas de Fuller. El “Dymaxion 4 Car” es una suerte de automóvil del futuro diseñado para el transporte omnidireccional. El automóvil fue diseñado para tomar vuelo y transportarse de manera similar a un helicóptero. “Fly’s Eye Dome” es una enorme cúpula funcional diseñada para ser fácilmente transportable y para ofrecer asilo de emergencia. De los tres prototipos existentes, éste es parte de la colección de Craig Robins y será integrada al parque que está siendo construido en el Design District.

 

 

*Dominique Breard es Coordinadora de Programas de LegalArt y consultora de arte independiente.