Bañada por el mar Mediterráneo, la bella isla española llamada Ibiza es conocida en el mundo entero por poseer las mejores discotecas, clubes nocturnos y fiestas. La temporada discotequera ibicenca dura de mayo a septiembre, mes en el que termina el verano, pero la fiesta no decae, muy al contrario, septiembre es uno de los meses más fuertes, y casi podría decirse que es el mejor para visitarla. “El mes de septiembre es excelente. Es el tiempo donde prima la calidad del turismo más que la cantidad, el clima es más suave y se celebran las mejores fiestas”, explica Javi Barreda, dj y promotor que lleva 7 años viviendo en la isla.

Una de las famosas fiestas en los grandes clubes de Ibiza; aquí, el reconocido dj internacional Armin van Buuren en "Amnesia" / Tamas, Dreamstime.com

Hoy en día, Ibiza es uno de los lugares más glamurosos de España, que vive de su fama y el turismo, pero en sus orígenes lo hacía de la agricultura y la pesca. Por sus tierras pasaron fenicios, púnicos, asirios, romanos y árabes, antes de ser conquistada por los españoles. Años después, en los 60, llegaron los primeros extranjeros a la isla, y todo cambió para siempre. Fueron los hippies, procedentes de Estados Unidos quienes le dieron la fama de libertinaje que aún conserva y con los que aparecieron las primeras discotecas. Es una isla de contrastes, donde la espiritualidad y el lujo conviven. Por un lado se venden botellas de champagne de 150.000 euros, como en el lujoso y exclusivo restaurante “Blue Marlin”; en otro lado, viven pequeñas comunas donde intercambian cigarros por leche, como en “Casa Chema”. Hay lugares nudistas y lugares donde modelan los trajes de alta costura; hay fiestas con timbales y fiestas con los últimos equipos tecnológicos de sonido. “Ibiza es como Nueva York, atrae gente variopinta de todos los lugares del mundo; es una isla pequeña, pero hay un mundo dentro”, asegura Natalie Silvera, terapeuta ocupacional que va todos los años a trabajar la temporada haciendo masajes tailandeses. Entre las discotecas más destacadas se encuentra “Pacha”, un ícono del glamour hedonístico, con cinco ambientes entrelazados por escaleras y pasillos. Fue creada en 1973 durante el movimiento hippy. Actualmente posee también un hotel, una revista, un barco para fiestas, un restaurante y una gama grande de accesorios, y posee franquicias por Brasil, EE.UU., Rusia, Egipto, Austria, Portugal y Alemania. “Privilege” anteriormente llamada “KU”, fue el origen y ha sido siempre el alma de Ibiza;  ganó un record Guinnes al club más grande del mundo, con un aforo para 7.000 u 8.000 personas, donde trabajan alrededor de 300 empleados.

Vista de la ciudad de Ibiza desde el puerto de pescadores / Xescu Prats, Consell Insular d'Eivissa

Amnesia”, con más de 20 años en la escena de la electrónica, ha triunfado este año con la fiesta “Music On”, presentada durante la Winter Music Conference de Miami, colgando el cartel de “sold out” cada viernes durante los 4 meses que dura la temporada. “Yo vengo desde que tenía 18 años; la diferencia de cada año es que la isla y el producto de vanguardia que ofrece se renuevan, de manera que no puedes despistarte, ni dejar de venir, si lo tuyo son las tendencias y la innovación”, asegura Javi, asiduo en la noche de Ibiza. “Space” nació en el año 89 y desde entonces no ha dejado de ganar premios; este año volvió a ganar el premio al mejor club del mundo en la Winter Music Conference de Miami, con 5 salas y uno de los mejores sistemas de sonido del mundo. Curiosamente el dueño del club, Pepe Roselló, quien ha creado la meca de la música trance, es un amante de la ópera

Javi Barreda, dj y promotor que lleva 7 años viviendo en la isla / Foto cortesía Javi Barreda

Una de las mejores fiestas diurnas más nuevas y que está muy de moda está en el “Hotel Ushuaia”, donde a las 12 de la noche se termina la fiesta y sus huéspedes pueden hacer el pago con un sistema digital de huellas del dedo. Es también precursor de la nueva tendencia de las “pool parties”. “Ibiza tiene una gran belleza natural; conozco 57 países y no he visto otro lugar como este, este azul del mar y este ambiente, donde la gente se siente tan libre. Es una mezcla de todo, pero sin la música no habría ni el 90% de las cosas que hay aquí, porque directa o indirectamente todos vivimos de la música”, afirma Carol Moreno, asistente personal de celebridades, encargada de los VIP de Space durante varias temporadas. Esta isla que millones de jóvenes de todo el mundo visitan para pasar unos días de fiesta ininterrumpida, presenta en el mes de septiembre un atractivo especial: las fiestas de los cierres de las discotecas o “closing parties”. Son fiestas organizadas con producciones más grandes, donde se abren nuevos espacios y los horarios son más flexibles, pues ese día la ley tiene más tolerancia con las normas. Los cierres comienzan la última semana de septiembre, con la despedida de los djs residentes y terminan el primer fin de semana de octubre, donde ya cierran hasta el año siguiente, después de cuatro meses intensos. “Los cierres son las fiestas más especiales de la temporada. Imagina, todo el mundo que asiste sabe que es la última y con ello despiden la temporada hasta el próximo año. El turismo específico que conoce este fenómeno y la experiencia que ofrece es muy selecto. Es el momento de encontrarnos todos y decir adiós o más bien, hasta el año que viene”, asegura Javi Barreda. Además de todos los atractivos que presenta, todo el mundo insiste en que hay algo en el ambiente que solo se puede sentir cuando uno pisa su suelo. Al parecer Ibiza tiene una magia que no se puede describir con palabras y ¡qué mejor manera de experimentarla que ahora en septiembre, para el cierre de su vibrante vida musical y nocturna!