Jorge Bernal es una de las figuras más queridas y reconocidas de la televisión hispana en los Estados Unidos; son millones de televidentes los que por años se han contagiado de la energía, vivacidad y efusivo lenguaje corporal del carismático “Mr. Check it out” o “Jorgito”, dos apelativos cariñosos con los que se le conoce al periodista, presentador de espectáculos del programa noticioso de variedades “Al Rojo Vivo” de Telemundo, junto a la gran María Celeste Arrarás. Su carrera comenzó desde muy joven, cuando solo era un practicante en Telemundo; allí escaló hasta coordinar celebridades para entrevistas y producir programas para la cadena, hasta que llegó su oportunidad de estar frente a las cámaras en programas como “Ritmo y Sabor”, “Calle Ocho”, “Ritmo Latino Music Awards”, entre otros. Más recientemente, hemos podido explorar de cerca una faceta nueva del talentoso cubano, que ha dejado más al descubierto su parte emotiva y paternal. Se trata de su nuevo proyecto como presentador de “La Voz Kids”, la nueva propuesta de Telemundo basada en el éxito “The Voice” de su cadena hermana NBC. Esta nueva aventura, a la que él considera “un sueño hecho realidad”, se suma a su trabajo en “Al Rojo Vivo”, su programa de radio en SiriusXM “Tu Mañana LIVE!”, y, por supuesto, a la mayor aventura y bendición que le ha brindado la vida a Jorge: su hijo Lucas Daniel. Con motivo del mes del padre, tuvimos esta conversación íntima y amena con él para conocer un poco más de su trabajo, su nuevo proyecto y su primer encuentro personal con la magia de la paternidad.

Jorgito, gracias por estar con nosotros en LifeStyle Miami en esta edición especial dedicada a los padres. A propósito, ¡feliz día del padre! Ya que hablamos del tema, cuéntanos, ¿qué significa para ti ser padre? Para mí, ser padre ha sido lo más fabuloso e increíble que me ha pasado. Todo el mundo que era padre me lo decía cuando mi esposa y yo estábamos esperando la llegada de Lucas. Nos decían que lo que nos iba a pasar iba a ser indescriptible, y así lo ha sido. Lucas Daniel ha sido una bendición. ¿Cuál ha sido una de tus mayores satisfacciones y uno de tus mayores retos como papá? ¿Fue una satisfacción que tu primer hijo fuera el varoncito como desean la mayoría de los hombres? Yo siempre quise tener un varoncito primero, pero no por razones machistas ni nada por el estilo; quise tener varón primero para que fuera el mayor de su hermanita, que vendrá pronto si Dios quiere, para que él la cuide y la proteja; también para que sea el hombre de la casa y cuide a su mamá en caso de que algo me suceda. El mayor reto que he tenido hasta ahora como padre ha sido buscar tiempo para dedicarle a mi hijo; con mi agenda de trabajo es muy difícil a veces cuadrar o separar tiempo, pero lo he aprendido a hacer. Hoy día me ha tocado cancelar eventos o proyectos para estar con mi familia. Al fin y al cabo, ellos son lo que más importa. Me comentaste que piensan “encargar” un hermanito o hermanita para Lucas. Por supuesto; creo que ya este año, mi esposa y yo buscaremos darle a Lucas un hermanito o una hermanita. La verdad es que no importa si es hembra o varón, solo quiero que Lucas tenga un hermanito a su lado. Yo soy único hijo y aunque fue muy rico recibir todo lo que pedía, siempre quise un hermano. ¿Qué tipo de papá te consideras? ¿Chapado a la antigua, moderno, estricto, relajado, juguetón, regañón, alcahueta?No creo que caiga en una categoría específica; a veces pierdo la paciencia y me convierto en un padre estricto y regañón, y a veces soy su alcahueta. Pero para serles sincero, la mayoría de las ocasiones soy bien relajado y dejo que Lucas haga lo que le dé la gana…sí, sé que no debería (risas). ¿Cómo te imaginas a tu hijo de grande? ¿Te gustaría que se inclinara por el periodismo y los medios de comunicación como tú; el mundo de la moda, el estilismo y el diseño como la mamá; o que encuentre su propio camino? Me encantaría que Lucas fuera doctor o arquitecto… ¡ja! Eso es lo que dicen todos los padres… ¡pues yo no! La verdad es que quiero que Lucas sea lo que realmente lo haga feliz. Si desea entrar en el difícil y a veces malagradecido mundo de los medios de comunicación, lo ayudaré y lo aconsejaré, pero jamás trataré de desviarlo. ¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de Lucas? Lo que más me gusta de Lucas es que es un niño con actitud, sabe lo que quiere y busca la manera de adquirirlo; creo que eso le va a servir mucho cuando sea mayor.  Lo que menos me gusta de él es que es impaciente… igual que su papá (risas). ¿Cuáles son tus pasatiempos favoritos con tu hijo? Pintar, dibujar y retozar. Estamos siguiendo de cerca tu trabajo en “La Voz Kids” y nos encanta lo que estás haciendo; se siente mucho la emoción y la calidez que le pones al programa. ¿Crees que el hecho de ser papá hace que sientas más intensamente las emociones cada vez que un niño es o no es escogido por los jueces? Creo que sí, el hecho de ser papá me ha ayudado muchísimo, pero siempre he tenido una conexión muy especial con los niños. Mi primer trabajo fue en una tienda de bebés; en la escuela siempre servía de voluntario para ayudar a los niños con autismo y síndrome de Down. Hoy en LVK (La Voz Kids), estoy poniendo todos estos años de experiencia y amor por lo niños a buen uso. Me fascina de verdad conversar con ellos y ser su “cheerleader” en la competencia. ¿Ves a Lucas en los niños de LVK? ¿Te imaginas que algún día él podría querer hacer algo parecido? ¿Qué sientes cuando piensas eso? Me da un poco de miedo, por el solo hecho de que existe el factor de no ser elegido. El rechazo es algo que si no se maneja bien, puede marcar a los niños por toda su vida; pero a la vez, también entiendo que un programa como LVK puede ayudarlos mucho a aumentar la autoestima y a aprender a enfrentar momentos difíciles. ¿Cómo llegaste al proyecto de LVK? ¿Cómo te has sentido con esta experiencia y qué opinas de ella hasta ahora? Desde hace un tiempo ya he estado tratando de diversificar mi trabajo en Telemundo, tratando de buscar algo diferente que me permita mostrar otra faceta. El proyecto me llegó de la nada y enseguida lo acepté porque sabía que me cambiaría la vida. Me parece que LVK está rompiendo todo tipo de récords de audiencia porque tiene el elemento familiar, tiene unos niños realmente talentosos y obviamente el factor de tensión con los coaches.  Para mí es un honor ser parte de este exitazo. Realmente el programa está siendo todo un éxito. Si se presentara la oportunidad de muchas temporadas, ¿te gustaría quedarte como el presentador, estilo Ryan Seacrest con “American Idol”? ¡Por supuesto que sí!  La verdad es que me fascina esta nueva etapa como conductor de LVK, me lo disfruto a plenitud y no le encuentro nada negativo. Al contrario, ¡a veces deseo tener más días de grabación! ¿Cómo va “Al Rojo Vivo”? ¿No se puso celosa María Celeste de que te fueras para LVK? (Risas). ¡Claro que Mari se puso celosa! Lo primero que me dijo cuando se enteró fue: “Estoy muy orgullosa de ti, no hay nadie que pueda hacer este show mejor que tú, pero ¡procura no olvidarte de ARV!  ¡No me abandones!” (Risas). Mari para mí siempre ha sido una mujer que dice lo que piensa, no endulza las palabras para hacerte sentir mejor; ella conmigo ha sido real, me dice las cosas como son. No existen personas como ella en la televisión, la admiro muchísimo, la amo y la respeto. Para terminar, ¿qué es lo que más te gusta de cada uno de tus proyectos actuales, Al Rojo, Laz Voz y Tu Mañana? Suena cursi, pero cada uno de ellos es diferente y especial. En “Tu Mañana LIVE!”, mi programa radial en SiriusXM, hago y digo lo que me viene a la mente; ahí no hay libreto, todo es espontáneo, me toca decir lo que pienso, lo que siento. Es un desahogo muy necesitado a las 6 a.m. para comenzar el día. ARV es otro animal; acá me toca ser más periodista, más informador. Me gusta porque me puedo involucrar con los artistas y sus vidas; y en LVK, pues ahí es donde muestro mi corazón, “La Voz Kids” me permite mostrar mi lado paternal.