Ni siquiera un torrencial aguacero, ni un triste incidente de violencia pudieron detener la gran celebración del décimo aniversario del orgullo gay de Miami Beach, Miami Beach Gay Pride. Miles de personas acudieron a South Beach a festejar los logros de la comunidad LGBTQ en la reivindicación de sus derechos, especialmente en esta época de la actual administración del país, que amenaza con echar atrás los importantes avances. 

El décimo aniversario se celebró por todo lo alto, con una semana completa de emocionantes eventos y con invitados estelares y ejemplares, como el esquiador olímpico y medallista de plata Gus Kenworthy, gran capitán del festival este año, y la periodista ganadora de Emmy Roxanne Vargas, capitana aliada y presentadora del desfile de Pride por muchos años. En 2015, Gus tomó la valiente decisión de salir del clóset como un hombre gay orgulloso y en la portada de la revista ESPN. El reciente beso de buena suerte de su novio en Pyeong Chang se convirtió en una sensación viral a nivel mundial y en una inspiración para muchos jóvenes gays en todo el mundo. Gus y Roxanne asistieron a varios de los eventos organizados durante la semana y encabezaron el colorido desfile de Pride el domingo 8 de abril. 

El icónico edificio de Herzog & de Meuron en 1111 Lincoln Road se iluminó con los colores del arcoíris para dar inicio a la celebración de Pride y como tributo a las víctima de Pulse. Foto de Sean Drakes.

Las celebraciones de Pride dieron inicio el 2 de abril con "Pride Lights the Night - Flip the Switch", un tributo a las víctimas, familiares y amigos de la masacre en la discoteca Pulse con el que se iluminaron varios edificios icónicos de la ciudad con la bandera del arcoíris. Laura Vargas, una residente de Miami y sobreviviente de Pulse estuvo a cargo de iniciar el tributo encendiendo las luces del edificio 1111 Lincoln Road en South Beach. Los edificios continuaron iluminados hasta el último día del festival. El lunes concluyó con el popular certamen de belleza drag Miss Miami Beach Gay Pride, que este año se realizó en el glamoroso Faena Theatre. El martes, la Cámara de Comercio Gay y Lésbica de Miami-Dade organizó una fiesta de recaudación de fondos y un networker en el Shore Club. El fin de semana comenzó con una elegante Gala VIP en el mundialmente famoso Faena Forum, que honró a los miembros fundadores de Pride. El sábado, el DJ australiano Dan Slater puso a todos a bailar en la fiesta de la playa que continuó el domingo con el DJ internacional Héctor Fonseca, junto con casetas de patrocinadores, comida y bebidas.

Entre los artistas que electrizaron la tarima de la playa estuvieron Betty Who, conocida por sus recientes éxitos "I Love You Always Forever” e “Ignore Me”; Taylor Dayne, una de las cantantes más populares de las últimas tres décadas; y la leyenda de la música y ganadora de Grammy Thelma Houston. 

Sin lugar a dudas, la décima edición del Miami Beach Gay Pride fue evento extraordinario que pasará a la historia. Desde su creación en 2009, Miami Beach Gay Pride ha pasado de ser un pequeño evento de la comunidad local a uno de talla mundial, con celebridades invitadas como Ross Mathews, Bebe Rexha, Mario López, Elvis Duran, Iggy Azalea, Jordin Sparks y Gloria Estefan. y Adam Lambert. La asistencia también ha crecido. Se estima que 15 000 espectadores asistieron al primer Desfile del Orgullo en 2009 y que alrededor de 135 000 asistieron al evento en 2017. Además de los espectadores del Desfile, el evento del año pasado incluyó más de 70 contingencias de desfiles, 35 carrozas y 3000 participantes.