Aunque ya ganó “Operación Triunfo” (la exitosa versión española de “American Idol” o “Star Academy”), ella vive en una operación constante en la búsqueda del triunfo; justamente eso fue lo que la llevó a tomar, hace un par de años, una de las decisiones más difíciles de su vida: dejarlo todo por nada. Y es que Lorena no se amilana ante nada: “soy una guerrera y todos los sinónimos de esa palabra me los puedes aplicar a mí”, me contaba ella durante la entrevista que realizamos en una bella mansión de Gables Estates, donde también realizamos las fotos de nuestra sesión de portada. Por eso, dejó el triunfo que había alcanzado en España para empezar de cero en tierras extrañas; empacó sus motetes, se despidió del confort de su casa y de la cercanía de sus seres queridos para atravesar el Atlántico en busca de nuevas aventuras. Y aunque lleva corto tiempo en Miami, el triunfo le sigue sonriendo a Lorena, pues se encuentra estrenando su tercer trabajo discográfico (el primero grabado en Estados Unidos) y hasta actuación ha hecho. Esta guapa y carismática mujerona de alta estatura, cuerpo voluptuoso y carita de ángel, además de luchadora y aventurera, tiene los pies muy puestos sobre la tierra y sabe que nada es fruto de la suerte y sí del trabajo arduo y constante. Además, canta como los dioses… en fin, es el paquete completo. Lorena viene pisando fuerte, con las pilas muy puestas, y nosotros en LifeStyle Miami, que tenemos ese olfato para esas jóvenes estrellas que ya comienzan a brillar, la invitamos a nuestra casa para conocer un poco más de su vida, sus metas y sus sueños en esta nueva faceta. Estamos seguros de que serán muchos los fans que recordarán esta entrevista y su primera portada en Estados Unidos cuando sea muchísimo más famosa que David Bisbal, Rocío Dúrcal, o hasta el mismo Enrique Iglesias.

 Lorena, gracias por estar con nosotros. Cuéntanos un poco de ti, de tus orígenes. Bueno, soy española, catalana de Lérida, pero mis padres son andaluces. Mi padre es de Cádiz y mi mamá de Granada. ¡O sea que se puede decir que tienes lo mejor de dos mundos! Exacto, catalana y andaluza. Bueno, ¿cómo es esa combinación? ¿Cómo es nacer en Cataluña de padres andaluces? ¡Pues imagínate! Me he criado prácticamente con costumbres andaluzas, en mi casa siempre se ha escuchado flamenco, música sevillana. De hecho, yo bailaba flamenco también, es que sí, siempre ha sido más bien la cultura de mis papás, una crianza bien andaluza. ¿Y qué influencia tienes de Cataluña? Para mí Cataluña es todo, es mi nacimiento, mi infancia, mi adolescencia, todo, porque prácticamente desde que nací no me he separado de Cataluña. Tengo sentimientos andaluces pero las experiencia y vivencias de la vida cotidiana las tengo de Cataluña. Y ¿hablas catalán? És clar! Parlo català. (Risas). 

¿A qué edad se te despertó el interés por cantar? Bueno, yo desde los 3 años ya estoy cantando y dicen que cuando eres tan chiquitito y ya muestras esas aptitudes, es por algo. A los 7 años, empecé a cantar un poquito más serio, ya no tan en juego. Fueron pasando los años y siempre estuve cantando, prácticamente menos cuando estaba estudiando que intenté ser una “chica correcta”, porque la música dicen que es para los locos muchas veces, pero aún así, yo quería seguir ese camino. Finalmente, mis hermanas estudiaron carrera y todo y pues yo decidí irme por la carrera musical. ¿Tus padres opinaban eso, que la música era un poco "para locos"? Bueno, la música en general no es que sea un mundo de locos, es un mundo un poco de soñadores. En mi caso, es lo que más me gusta hacer en la vida, es con lo que mejor me siento. Es para mí el trabajo más gratificante en todos los sentidos. No sé, yo podría haber trabajado en otra cosa, pues también me gusta mucho trabajar con niños y habría podido también escoger esa rama, pero siempre me llamó más la música y mis padres me apoyaron. Ellos nunca se metieron en mi vida; obviamente hubieran preferido que estuviera en algo como más estable, porque el mundo de la música y el mundo del entretenimiento no son mundos muy estables en ninguno de los sentidos. Si te va súper bien, pues contentos todos, pero no siempre tienes esa suerte. Por mi parte, yo espero que me vaya súper. ¿Fuiste a alguna escuela o alguna universidad a estudiar música? Yo vivía en Lérida y entonces me fui a Barcelona  y ya empecé a cursar mis estudios en una academia solamente de artesanía vocal y clases de voice craft. También tomé clases de baile y estuve en un grupo de gospel, o sea poco a poco fui creciendo en ese ámbito, muy musical, siempre entre baile y canto. Fue ahí cuando empecé a cantar en inglés por primera vez a los 17 años. Cantaba Whitney Houston así chapurreadita a los 13 o 14 años que nadie me entendía, pero a los 17 fue más como mi trabajo serio, cantaba incluso en teatros, con coros gospel, que son todos en inglés.

¿En qué momento te llegó la oportunidad de Operación Triunfo? ¿Cómo sucedió todo? Fue en el 2006. Entré en octubre de 2006 a la Academia y salí en enero de 2007. Gané el concurso, concretamente el 28 de enero de 2007, y entonces firmé con Sony Music. Estuve seis años con ellos, grabé dos discos, uno se titulaba “Lorena” y otro “De película”. El primero fue mitad versiones y mitad canciones inéditas, y el segundo fue versiones de bandas sonoras de películas en inglés, imagínate, sinceramente el inglés como que me llamaba (risas). Después de esos dos álbumes, me vine para Miami, no sé por qué, el universo me trajo hasta aquí. He tenido la suerte de poder grabar mi tercer disco aquí, que para mí es el más especial porque soy yo en toda regla, es mi esencia y es lo que siempre he querido hacer: un disco entero de canciones y vivencias. Cuando dices que este disco es más tú, es más tu esencia, ¿a qué te refieres? ¿Cómo eres tú y cuál es tu esencia? Me considero una mujer bastante fuerte; me he vuelto más fuerte aquí por supuesto, era un poquito más sensible antes, pero cuando uno vive solo, fuera de su país, se hace un poco más fuerte. Soy sensible, cariñosa, luchadora, guerrera… yo creo que me puedes aplicar todos los sinónimos de esa palabra, “guerrera”, me identifico con ellos porque como podrás ver, es una de las razones por las que vine aquí, no solamente por la música, sino también para probarme a mí misma, probar mi personalidad y ver hasta dónde puedo llegar y bueno, parece que está dando de sí mi personalidad (risas). Y a nivel musical, ¿cómo te consideras que eres? Soy una cantante pop roquera, latina, vamos a decir, porque no he tocado todavía el mercado anglo, pero no descarto de pronto hacer algo en inglés en un futuro. Me gusta el estilo de aquí, quiero innovar bastante en ese sentido pero por el momento me quedo con pop rock latino. ¿Cómo te sentiste cuando te escogieron la ganadora de Operación Triunfo? Es un concurso bastante importante… ha sido la plataforma para artistas como David Bisbal, que indudablemente es una estrella internacional. ¡Imagínate! Ni siquiera recuerdo ese momento bien, al cien por ciento, porque fue tanta la emoción que ni recuerdo cuando dijeron mi nombre. Lo único que pude hacer fue echarme a llorar y a saltar de felicidad, porque obviamente es un concurso súper, súper importante, nacional e internacionalmente porque también lo ven por acá, y pues imagínate, es el sueño de cualquier persona que quiere triunfar en el mundo de la música.  Hablando de David Bisbal, tuve de hecho la oportunidad de cantar con él y eso fue también otro sueño cumplido, porque me encanta su música y me encanta lo que ha hecho como español en el extranjero. ¿Dónde cantaste con él? Él hizo un concierto en Lérida, mi ciudad, y entonces me subieron al escenario y nada, fue súper bonito la verdad. Toda esa época de Operación Triunfo me ha traído muy buenas cosas, me ha traído muchos contactos y mucha gente realmente bonita. Ahora, ¿si habías ganado Operación Triunfo, tenías contrato con Sony Music y vamos a decir que de alguna manera ya tenías un momento en tu país, por qué decides dejarlo todo y venirte para Miami? Porque soy una persona a la que le gustan los cambios y a quien le gusta arriesgar. Creo que hice mi ciclo en España muy bonito, estuve seis años dedicándome a eso y estuvo muy bien, pero llegó un momento en que yo veía la nube negra que se acercaba un poco a España, en el ámbito musical sobre todo. Las discográficas estaban echando a mucha gente, cada vez estaban despidiendo a más artistas, entonces yo vi eso y hablé con la gente de Sony Music y les dije que si me podía tomar un año sabático para probar e irme a Estados Unidos. Ellos me dijeron que sí, me dieron mi carta para poder hacer lo que yo quisiera, y entonces me vine para acá a probar. Mi intención no era obviamente llegar y triunfar; hay que primero “picar piedra”, como digo yo, hay que trabajar duro y rodearse de la gente que realmente vale la pena, ya que no todo el mundo aquí es de color de rosa, ya me he podido dar cuenta en estos dos años. ¿No hubo ningún tipo de conexión entre la gente de Sony de allá con la gente de Sony de aquí? Sí, lo que pasa es que realmente cuando te das cuenta de que las discográficas están tan mal, te da miedo volverte a acercar de nuevo a eso. Entonces intenté hacerlo un poco como a mi manera, empecé de cero, como si no hubiera hecho esto nunca en la vida. Llegué a Miami y empecé grabando demos en un estudio donde casualmente estaban Omar Alfano y Andrés Castro. Ellos me vieron, les gustó mi música y un inversionista decidió apostar en mi proyecto y se convirtió un poco como en el sueño americano hecho realidad. Así nació mi más reciente álbum. No creo en la suerte, creo que las cosas te llegan porque las luchas y las buscas, no es que te vengan porque sí. Yo me arriesgué, dejé mi país, mi gente, vine a buscar una salida en la música,ya que aquí todavía quedan esperanzas en ese sentido, y bueno, me ha ido bien, me quedé, me dieron mis papeles, o sea que estoy feliz de momento por aquí. Este tercer álbum, que es tu primer álbum americano por decirlo así, ha tenido buena acogida. De hecho, el sencillo “Esta vez” lo lanzaron recientemente por Telemundo. Sí, y también lo está tocando Javier Romero toda las mañanas por Univision Radio, en su programa “Desayuno Musical”. Próximamente empezaremos con la promoción ya más fuerte; por ahora lo que tenemos es un video en YouTube para que la gente se vaya familiarizando un poco y dentro de nada ya estaremos colgado el sencillo en iTunes para que la gente lo pueda comprar. Adicionalmente, también estás viviendo un poco esa vida bohemia de los músicos, presentándote en bares y en lugares locales. Sí, claro, también hay que ser realistas, pues un cantante es como un atleta: tiene siempre que seguir entrenando y ese es mi método de entrenar, seguir cantando y no dejar que mi voz se apague. Así que todas las semanas, tengo la suerte de poder cantar en una banda que se llama “La Línea”, quienes me han acogido muy bien desde el primer día, estoy muy contenta y les estoy muy agradecida, porque no todo el mundo tiene la suerte de encontrar tan rápidamente trabajo y que confíen en ti.

¿Cómo te ha parecido Miami? Bueno, Miami no es lo que se ve en las películas. La Miami de Ferraris y mansiones… bueno no es mi caso en el momento. Yo sí sueño con tener una casa en Star Island dentro de muy poco (risas) pero de momento estoy viviendo bien, estoy cómoda, habituándome porque, por supuesto, España es muy diferente, pero estoy muy contenta con la gente de aquí, he tenido muy buena acogida y me siento muy respaldada. Cada día para mí es algo nuevo, es un día donde aprendo algo nuevo. Me ha sorprendido muchísimo en estos dos años todo lo que me ha sucedido. Algo así como muchos golpes de suerte pero como te digo, no es suerte, es el resultado de lo que uno va juntando. Bueno, de hecho por ahí me contaron que hay un venezolano que te ha robado el corazón... Me ha robado el corazón mucha gente aquí en este país, pero sí que he tenido la suerte de haberme encontrado con gente maravillosa, venezolanos, españoles también hay aquí, cubanos de todo un poco (risas). Sí, me encanta como me cambias el tema y le haces el rodeo a mi pregunta (risas). Bueno, tú ya sabes de lo que hablamos; yo no soy la típica que dice “de mi vida privada no hablo”, pero muchas veces sí es mejor mantener tu vida privada al margen para que no te hagan daño más que nada. Así es como lo he aprendido, el mundo artístico es un mundo diferente. Me interesa más hablar de mi música, de mi actuación, que es lo que realmente quiero vender. Lo que te puedo decir es que tengo la fortuna de tener a una persona muy importante a mi lado y que me da el apoyo y la fuerza que necesito. Claro, porque cuando uno está en tierras extrañas, siempre es bonito contar con el apoyo de alguien, ¿verdad? Así que ya sabemos que tienes galán y lo dejamos ahí. (Risas). Sí, pero no es solo eso; por ejemplo también tengo una persona que es casi de mi familia, ella se llama Emi, y es como mi mamá aquí. Ella me está ayudando mucho, ha sido también un poco como mi guía aquí, mi luz, ha sido la persona que ha estado ahí en las buenas y en las malas. Además de la música, también te gusta la actuación. Estuviste participando en “El Rostro de la Venganza” de Telemundo. La verdad es que me ha llamado siempre la atención, pero le tengo mucho respeto a ponerme delante de una cámara para actuar. Para cantar, todo lo que quieras, pero para actuar, obviamente hay que saber dónde uno está pisando. Yo me formé y tomé clases aquí en Miami porque me gusta la actuación, creo que la música y la actuación pueden ir bien conectadas y pueden ir de la mano, ahí está el ejemplo claro de Jenifer López, que es cantante y actriz. Estuve un tiempo tomando clases con Sebastián Ligarde después con Héctor Zabaleta; estuve con Sandra García, que es profesora de teatro. Luego hice expresión corporal en la misma escuela de Actors Workshop y estoy haciendo ahora clases de dicción para que mi acento sea un poquito más neutro con Ana Silvetti. En la novela, tuve la suerte de participar con un papel estelar muy bueno y estuve como unos 18 capítulos, y nada, contenta imagínate, para mí fue un regalo de Dios que me dé la oportunidad de participar en una novela de tal calibre. ¿Cómo te ves en un futuro? Me veo luchando por mi música y construyendo un muy buen futuro para mí. También me veo casada, con hijos, con mi casita, mi perrito… ese es el sueño que yo tengo en mi mente desde que era chiquita, porque bueno, me crié con muy buenos principios, gracias a Dios, con una familia maravillosa, unida, con un papá que ama a mi mamá, con unas hermanas que son mis amigas ante todo, y siempre me he criado en ese ejemplo. Para mí, lo más importante es la familia, esas son las únicas personas que nunca te van a fallar. Pero sí que me veo en un futuro subida en un escenario y cantando, llegando lejos. Si me dejan, quiero llegar hasta lo más alto que se pueda.