El Festival Internacional de Cine de Miami (MIFF por sus siglas en inglés), que está celebrando su trigésimo aniversario este año y presenta los últimos trabajos de los directores a nivel mundial, rindió un homenaje al cineasta español Fernando Trueba por su brillante labor y aporte al séptimo arte en el Olympia Theater at the Gusman Center for the Performing Arts el pasado viernes 8 de marzo, con el premio “Career Achievement Award”, galardón que se concede anualmente a un cineasta destacado. Trueba es dueño de una trayectoria impresionante que incluye notables filmes y reconocimientos como el tan anhelado Oscar a la mejor película extranjera por “Belle Époque”.

Con motivo de este merecido homenaje, se exhibió su más reciente trabajo “El artista y la modelo” una película que recrea la relación entre un anciano escultor (interpretado por Jean Rochefort) y una jovencita (Aida Folch) que escapa de un campo de concentración en Francia en plena Segunda Guerra mundial, en 1943. Alejado del arte y con la idea de la muerte rondándole la cabeza, el artista recupera la inspiración y las ganas de vivir cuando la joven se convierte en su musa inspiradora y vuelca toda su energía en la búsqueda de su última gran escultura.

La película, a su vez, es un homenaje a su hermano Máximo Trueba, que falleció en 1966 a quien él consideraba como uno de los mejores escultores de España.

Para lograr esta película, el director madrileño se inspiró en la obra del escultor Auguste Rodin, las películas de Jean Renoir y François Truffaut, y se unió a Jean-Claude Carrière, el legendario guionista de Luis Buñuel.