Ya conquistó prácticamente al mundo entero con su mágica interpretación de “Matilda” en la exitosa serie de Nickelodeon Latinoamérica, “Grachi”, que se exhibió en más de 50 países, doblada en más de 10 idiomas. Ahora, Kimberly Dos Ramos De Sousa pretende consolidar aún más su carrera actoral como la estrella juvenil del momento con su más reciente proyecto en Telemundo, “Marido en alquiler”.

La joven actriz venezolana de ascendencia portuguesa dio el salto de la televisión infantil a las novelas hispanas en Estados Unidos cuando Telemundo la llamó a hacer parte del elenco de “El rostro de la venganza”, el primer proyecto de Kimberly con la importante cadena. Allí hizo el papel de “Katerina Alvarado”, una joven caprichosa, consentida, “rebelde sin causa”, que tuvo gran acogida por los televidentes y que fue todo un reto para la actriz. “Fue difícil al comienzo venir de hacer dos temporadas con ‘Matilda’ en ‘Grachi’, un personaje que era bastante cómico y exagerado, a pasar a hacer el papel de una joven un poco más adulta con situaciones más complejas. Tuve que hacer bastante coaching al principio para salirme del personaje de ‘Matilda’ y entrar en ‘Katerina’”, cuenta la actriz.

El mismo reto surgió cuando apareció su segundo y actual proyecto con Telemundo, “Patricia Ibarra” en el súper éxito del momento “Marido en alquiler”, pues de chica rebelde pasó a ser todo lo opuesto: una joven que a pesar de gozar de todos los lujos que le han ofrecido sus padres (interpretados por los primeros actores Maritza Rodríguez y Juan Soler), es muy centrada, humilde, responsable, estudiosa, humana, y carece de los prejuicios sociales, la superficialidad e ínfulas de superioridad de su madre “Teresa Cristina”.

Además de la preparación actoral, Kimberly tuvo un cambio de look para interpretar el papel de “Patricia”, quien además se enamora de uno de los galanes juveniles más cotizados del momento, Gabriel Coronel. “Trabajar con Gabriel ha sido espectacular, él es muy serio y entregado en su trabajo, tanto que yo le puse cariñosamente el apodo de ‘viejito’ porque parece un viejito”, nos contó la actriz entre risas. Kimberly compartió escenas bastante picantes con su paisano actor, que según ella, no fueron más difíciles de lo normal, ya que Gabriel es muy profesional y respetuoso. “Había muy buena empatía y química entre nosotros, así que ese tipo de escenas no fueron un problema para ninguno de los dos”, confesó Kimberly, quien goza además de una espectacular figura, fruto de su buena alimentación y de mantenerse siempre activa.

Aunque son estos tres últimos proyectos los que han catapultado a Kimberly a la fama, la joven venezolana no es una novata en esto de la actuación. Ya desde muy pequeña, sus profundos y expresivos ojos verdes enamoraban y cautivaban a los televidentes de su tierra natal en una gran variedad de comerciales para importantes marcas de productos. Su primer gran proyecto protagónico llegó con la novela “La Trepadora” de RCTV International, en el papel de “Eugenia Alcoy” y posteriormente llegó la novela “Que el cielo me explique” con el papel de “Karen Montero”.

Ya a un par de meses de haber terminado las grabaciones de “Marido en alquiler”, Kimberly se encuentra descansando, feliz de la oportunidad de haber hecho parte de esta exitosa colaboración entre Telemundo y Globo de Brasil que aún continúa al aire, no solamente en el horario estelar, sino extendida a una hora completa de transmisión. “Fue realmente un aprendizaje y una gran experiencia trabajar al lado de grandes actores como Sonya Smith, Juan Soler, Maritza Rodríguez, Gabriel Coronel y todo el elenco. Nos divertimos muchísimo y sobre todo me encantó darle vida a un personaje tan enriquecedor como lo fue ‘Patricia’”, afirma Kimberly.

En cuanto a lo que viene en el futuro próximo para este joven talento de apenas 21 años, el cielo es el límite. “Por lo pronto estoy tomando un break pero estamos estudiando varias propuestas con mi mánager. Posiblemente mis fans me verán muy pronto en alguna producción de cine o quizá venga otra novela… lo único cierto es que vienen muchas sorpresas, y ustedes serán los primeros en enterarse”. Quizá aproveche este tiempo para salir un poco más, ya que, según nos contó entre risas, anda muy solterita y a la orden. Pero con ese cuerpazo, esa belleza natural, y sobre todo, su dulce personalidad, ¡dudamos que dure así mucho tiempo!