Así le dicen a Rafael Amaya por estos días, el “Señor de los Cielos”, y no es porque se haya dado cuenta de que es la reencarnación de Dios en la tierra, aunque para la mayoría de sus fanáticas el “güero” de ojos verdes y 1.88 de estatura sea una deidad caída del cielo; mucho menos es porque haya cambiado de profesión y se haya vuelto piloto, aunque últimamente lo hemos visto incursionando en otros campos diferentes a la actuación.

El nuevo apelativo se lo debe a su más reciente proyecto protagónico con Telemundo donde encarnará la historia de Amado Carrillo Fuentes, un poderoso narcotraficante del norte de México que controlaba todo el tráfico aéreo de drogas entre su país y Estados Unidos, razón por la que le pusieron el pintoresco sobrenombre.

Camisa blanca: Hugo Boss; corbata roja: French Connection.

Así comienza este talentoso actor mexicano el 2013 con el pie derecho, después de interpretar exitosos roles como “Julián García” en “Alguien te mira” de Telemundo, “Rafael Bustamante” en “Las dos caras de Ana” de Televisa, y más recientemente el “Güero Dávila” en “La Reina del Sur”, una participación corta pero tan sustanciosa que lo hizo merecedor a su primer protagónico con Telemundo.

Pero lo mejor está por venir para Rafael, quien es un gran apasionado de su carrera y está constantemente explorando nuevas aventuras y propuestas; actualmente está concentrado en su proyecto del “Señor de los Cielos”, y para ello se radicó en Los Ángeles con su novia, la también actriz Angélica Celaya, desde donde se prepara arduamente para asumir el reto.

Por esto y mucho más, no pudimos encontrar una mejor personalidad para empezar este año. Desde Brickell, nos sentamos en exclusiva con Rafael quien con timidez, pero con una simpatía, calidez y humildad embriagadoras, nos dejó ver un poco más por qué es un actor que está cautivando los corazones de los latinos en Estados Unidos.

Rafael, cuéntanos de este tu más reciente proyecto del cual vas a ser protagonista.
Pues, es la historia de un hombre que básicamente empezó de cero hasta llegar a ser uno de los hombres más poderosos del planeta. Le decían “El señor de los cielos” porque tenía una flota de aviones con la que controlaba todo el tráfico aéreo de drogas de Colombia a México y de México a Estados Unidos. Estamos reflejando nuestra realidad, lo que está pasando en nuestro continente, en nuestro México, pero va a ser una historia muy entretenida, voy a hacer de bueno y de malo, pues estaré representando el lado humano de un narco. Es algo que estamos preparando ya desde hace casi un año, con casi el mismo equipo de “La Reina del Sur”, por supuesto con Telemundo, y estamos muy contentos con lo que viene, pues vienen muchas sorpresas.

Camisa blanca, traje gris y zapatos negros: Hugo Boss; corbata roja: French Connection; cinturón negro: Nordstrom.

¿Cómo ha sido el proceso de preparación para este papel? Debe ser todo un desafío interpretar a un narco, ¿no? Aunque claro, tú eres del norte de México, así que te queda un poquito más fácil el acento y de alguna u otra forma me imagino que has estado expuesto a esta realidad.
Sí, claro. Obviamente no es una biografía. Vamos a ficcionar un poquito la realidad para hacerla entretenida; estamos contando la historia de un hombre que sale adelante, que sobrevive en un ambiente tan hostil como es el del narcotráfico.

¿Y has tenido que hacer algo de investigación sobre la historia de Amado Carrillo, has tenido que preparar un poco algún tipo de gesto, de manera de actuar, de caminar?
Sí, por supuesto. De hecho ya nos vamos en unas semanas a México, vamos a empezar con los talleres a trabajar. Ya hemos estado leyendo diferentes libros, diferentes historias para conocer las células del narcotráfico, cómo crecieron, quiénes y cómo se maneja, el tipo de lenguaje, como se visten y aparte, pues yo siendo del norte de la República, todo el tiempo veía a la gente pasar, siempre tienes algún conocido, es muy fácil y lo ves por todos lados.

¿Cuándo comienzan las grabaciones?
Ahorita tenemos una fecha que es el 7 de enero; no sé si vayan a cambiar pero por lo pronto tentativo es el 7 de enero.

¿Cómo ves tú esta situación del narcotráfico actualmente? ¿Crees que ha cambiado un poco desde historias como las de Pablo Escobar o La Reina del Sur, por ejemplo, o la cosa todavía está un poco igual? ¿Cómo ves este tema?
Pues sí, está un poco difícil el tema, nos duele mucho a nosotros los mexicanos lo que está pasando. Yo soy actor y me dedico a actuar, pero si fuera político, pues tomaría otras decisiones diferentes; como actor solo puedo contar historias y de esa manera poner mi granito de arena para lograr un cambio en México, contándole a todo el mundo y a quien quiera escuchar la historia de nuestro país. Esta es nuestra responsabilidad como artistas, reflejar nuestra realidad a través de lo que hacemos y contar las historias tal y como son.

Camisa blanca, traje gris y zapatos negros: Hugo Boss; corbata roja: French Connection; cinturón negro: Nordstrom.

Claro, hacer que de alguna manera la gente no olvide estos momentos críticos de la historia, de la vida de su país, ¿verdad?
¡Exacto! El que no conoce su historia está condenado a repetirla, ¿no? Entonces hay que conocer y saber lo que está pasando y no hay que mentirle a la gente, hay que contarles historias que a lo mejor ya no suceden o que se han contado ya muchas veces. En esta ocasión, nos estamos atreviendo a contar la realidad, lo que está pasando de verdad.

Tú estás ahorita radicado en la ciudad de Los Ángeles pero has estado casi como un judío errante de México a Europa, de Europa a Estados Unidos. Cuéntanos un poquito de esta travesía que has estado haciendo por todos estos lugares y qué te ha llevado a cada uno de ellos.
Pues, estuve primero en México, en el D.F., después me fui a España estuve ahí cuatro años y siete años yendo y viniendo entre España y Miami. Luego regresé aquí a Miami para hacer lo de “La Reina del Sur” y “Alquien te mira”; después, me regresé a hacer otra serie por España y luego ya estoy acá de regreso en Los Ángeles viviendo cerca de mi familia.

¿Qué tal fue esa experiencia de trabajar en Europa? Quizás hay muchos artistas latinoamericanos que no tienen esa experiencia de trabajar en la “Madre Patria”, como dicen por ahí ¿Qué te llevó a Europa?
Pues, no sé por qué me dio por hacer el “crossover” a Europa (risas). Fue muy divertido, pero también un poco difícil. El trayecto fue largo, tuve que estudiar, dedicarme, concentrarme, y todo eso me llevó a alcanzar mis objetivos. Hice  algunas series por allá como “Hospital Central” con Tele 5 y después hice otra que se llamaba “Doctor Mateo” con Antena 3. Hicimos una película que se llamaba “La piel azul”, muy divertida, y a partir de ahí empecé a trabajar en las series y a desarrollar mi carrera.

¿Pero te fuiste con alguna propuesta cuando saliste de México o saliste “a la buena de Dios”, a probar suerte?
No. Fui a hacer la película esta de “La piel azul”, una coproducción entre España y México; nos llevaron a mí y a otra actriz, hicimos la película y yo bajé a Madrid, pues estábamos en Alicante, y luego hice la audición para “Hospital Central” y ¡pues que me quedo para toda la temporada! Luego me vine a Miami a hacer “La reina del sur” y me regresé a España a hacer “Doctor Mateo”.

Y ¿qué tal es la experiencia como actor de trabajar en España? ¿Es muy diferente que acá?
No, es lo mismo. Es el mismo proceso, lo que cambia es la forma de hablar, las costumbres, los horarios, pero en esencia es lo mismo. El desarrollo narrativo y visual de una historia viene siendo el mismo. Las historias sí son diferentes porque el público español quiere ver otras cosas que aquí no vemos.

¿Te gustó vivir en España?
Sí, ¡me encantó!

¿Te gustaría volver a vivir allá?
Por supuesto que sí.

Chaqueta de cuero: Diesel, Bloomingdale's, Aventura Mall; accesorio del cuello: Prado & Prado by Lorena Prado; zapatos: Trendy Wardrobe, TrendyInc.net

Cuéntame cómo fue la experiencia de trabajar con Kate Del Castillo en “La Reina del Sur”.
Bien, es una persona muy disciplinada. Es muy fácil trabajar con una persona a la que le gusta su trabajo, que tiene una escuela muy buena y es una gran persona, una gran artista, muy dedicada y profesional. Trabajamos muy poco, nada más estuve allí en un capítulo, en los flashbacks de Teresa Mendoza. ¡Menos mal que ella se acordaba del “güero”! (risas).

Recientemente me enteré de que estuviste como director, por primera vez, de una película, llamada “La hora cero”. Cuéntanos un poco de tu experiencia como director.
Una magnífica experiencia. Jamás pensé  en el trabajo y la dedicación que se necesitan para sacar adelante un proyecto. Ahora entiendo bastante a los directores y a los productores porque también lo produje, aparte de dirigirlo. Afortunadamente no actué en el cortometraje sino ¡imagínate! (risas). Fue muy divertido, me sentía como un niño con juguete nuevo. Ahora estoy editándolo, viendo el material y afortunadamente quedó muy bien. Si tienes una buena preproducción vas a tener una buena filmación. Es un guion de Guillermo Arriaga que me da mucho orgullo decirlo y con mucho orgullo lo fuimos a filmar a Utah, en una zona sagrada de los Navajos, y tenemos una estupenda locación, estupenda fotografía, estupendos actores, estupendo guion… ¡todo estuvo estupendo!

Y ahora que te picó el bichito de la dirección y la producción, ¿crees que más adelante vas a seguir por ese camino o definitivamente la actuación es más lo tuyo?
Sí. Ahí tenemos varios proyectos, varias propuestas ya como director por parte de varias agencias y estamos viéndolo con mi manager Peter. Estamos sacando adelante no nada más mi carrera como actor sino también como director y productor.

¿Vas a alternar todas estas facetas o va a llegar un punto en el que como otros actores deciden “graduarse” como directores y dejar un poco la actuación de lado?
No. Yo creo que hay que hacer de todo, es muy saludable estar en todos lados, atrás, a un lado, de productor, de continuista, de actor. Mientras más conozcas de lo que haces, yo creo que te hace más consciente de muchas cosas y a mí me sirvió bastante estar de este lado, pues ahora entiendo muchas cosas que antes no sabía y me gusta mucho. Hemos hecho varias películas y no me fue difícil contar la historia, casi que por inercia ya sabía dónde tenía que ir.

Chaqueta de cuero: Diesel, Bloomingdale's, Aventura Mall; accesorio del cuello: Prado & Prado by Lorena Prado; zapatos: Trendy Wardrobe, TrendyInc.net

Es que tú eres un artista muy polifacético; además de actuar en telenovelas, que es por lo que la gente más te conoce y las chicas más se enloquecen allí en sus casas, has hecho varias películas de cine, ahora dirigiste y encima ¡también cantaste! Eras parte del grupo “Garibaldi” en sus inicios y, por si fuera poco, también has modelado. ¿Qué más te falta hacer?
¡No sé! A ver qué sigue saliendo, pero definitivamente yo soy de la idea de que si no estoy preparado para hace algo no lo hago, no me meto en esas cosas.

¿Volverías a la música?
En diferentes términos. Cantando no, yo no soy cantante. Yo jamás haría algo que no sé hacer. Si voy a hacer algo, me gusta hacerlo bien. Respeto mucho a los cantantes porque es una carrera difícil y es mal karma quitarle el trabajo a alguien más; nada más porque tengo una plataforma y soy conocido ahora voy a ser el actor que resulta ser cantante ¿no? ¡Pues no! Mejor que ese espacio se lo lleve alguien que sí se lo merezca.

Bueno, ¿y cómo es Rafael en su vida cotidiana, fuera de las cámaras, los lentes y de todo el trabajo que tiene que ver con este medio artístico?
¡A veces ni me acuerdo de cómo soy! (risas). Cuando  no estoy trabajando, estoy trabajando. Todo lo que se ve en pantallas ya es el resultado de mucho trabajo, de muchas cosas que haces cuando no estás en pantalla, es un cúmulo de cosas. Es estresarte ensayando, preparándote para que te relajes en pantalla y todo se ve allí reflejado por toda la preparación. No puedes llegar en cero así y de que “Ay, me pusieron aquí y soy un improvisado y vamos a ver qué sale”, no. No es un ejercicio de improvisación y aun así, para una buena improvisación tienes que practicar y practicar, la clave de la improvisación es el ensayo. Y es eso; cuando no estoy trabajando estoy buscando qué hacer, leyendo guiones, sacando adelante los proyectos.

También te gustan mucho los deportes, tengo entendido ¿verdad?
Sí, pero no me da abasto. Más bien lo que hago es ir a visitar a mi familia ahora que estoy en Los Ángeles, por eso me mudé, porque está mi familia cerquita y son tres, cuatro horas manejando.

¿En dónde están, en Baja California?
Sí, están viviendo en Tecate. Estamos ahí a tres, cuatro horas más o menos. Y es lo que hago, ir a visitar a mi familia, pasear con mi novia, con mi perro, pasarla bien, relajado, desconectarme un poco. Me pasa que estoy como dos horas sin hacer nada relacionado con el trabajo y automáticamente ya estoy haciendo algo relacionado con el trabajo.

Es que cuando a uno le apasiona algo definitivamente siempre vuelve al punto ¿no?
Sí. Todo mi mundo se rodea de eso. Es saludable hacerte a un lado o dejar de hacerlo para que empieces a ver las cosas desde otra perspectiva, ya desde la distancia y decir “OK, esto es lo que estoy haciendo”; es saludable, es fresco.

¿Cómo te ves profesionalmente en un futuro?
No sé, pues trabajando con una sonrisa enorme, con una sincera sonrisa en mi cara y feliz. Ojalá y todos podamos ser felices.

Chaqueta de cuero: Diesel, Bloomingdale's, Aventura Mall; accesorio del cuello: Prado & Prado by Lorena Prado; zapatos: Trendy Wardrobe, TrendyInc.net

¿Te gustan los papeles antagónicos? Creo que te sentiste muy cómodo con el papel antagónico en “Alguien te mira”. ¿Te gustan los villanos o te gusta más el papel de galán, o tienes en mente algún papel que te gustaría hacer?
Me gustan los personajes que tienen muchas capas, muchas dimensiones, que son reales, que son de verdad, que no mienten, que no dicen que llegan vírgenes a los 40, o que no dicen groserías o que no beben o no tienen errores en la vida, que son perfectos. Con esos personajes no me la creo mucho, entonces no puedo defender a un personaje así porque no me apasionan, y si no puedes defender a un personaje, pues mejor no lo hagas. Me gustan los personajes que tienen intentos fallidos, que fuman, a lo mejor tienen algunos defectos, alguna adicción, que cometen errores y se reivindican, que se caen y se levantan; así somos los seres humanos, no somos robots ni seres perfectos. Ya la gente no quiere ver personajes de mentiritas o de cuentos de hadas, quiere ver personajes reales como “El Patrón del Mal” o “El Señor de los Cielos”. Hay que ver las circunstancias de cada personaje, qué es lo que hizo para ser así, para matar a cierta persona, por qué motivo.

Sí, como tú lo dices, personajes con bastantes capas ¿no? ¿Tienes algún personaje  de los que has hecho que recuerdes que te haya gustado mucho, que te haya impactado o que haya sido para ti, vamos a decirlo así, un desafío satisfactorio?
Los últimos personajes que  he hecho me han gustado mucho, el de “La Reina del Sur”, el “Güero Dávila” y “Julián García” que es el de “Alguien te mira”. Estos personajes, Telemundo me los ha regalado, han sido regalos caídos del cielo la verdad y ahora este, “El Señor de los Cielos”, es otro súper personaje que rara vez  se ve en una serie, y con Telemundo he logrado encontrar ese tipo de personajes, una de las características que más me gusta de la empresa y que me ha dado la oportunidad de crecer de esa manera y no quedarme de cierta forma “estancado” .

Exacto, quizás no encasillado a ciertos tipos de papeles tan solo por tu apariencia física, te han dado la posibilidad de explorar. Tal vez una de las satisfacciones de un actor es que lo dejen explorar diferentes tipos de personajes ¿no te parece?
Un “actor burócrata” como se les dice, de los que están muy cómodos trabajando en una empresa donde te dan los mismos personajes y estás ahí, repitiendo lo mismo, es una “zona de confort” muy bonita. Yo respeto mucho las decisiones de mis compañeros y de toda la gente, pero yo no puedo quedarme haciendo el mismo personaje por diez años, ¡no podría! Si con hacerlo un año ya me estoy volviendo loco y quiero cambiar. Fíjate, cuando terminé “Alguien te mira” fui a España para hacer el papel de un cura y antes de “Alguien te mira”, estaba haciendo el papel de un narcotraficante y antes del narco estaba haciendo el papel de un médico, entonces vas ahí haciendo personajes de todo tipo, no de galán o de héroe todo el tiempo.

Camisa gris de rallas y pantalón gris: Hugo Boss; suéter color vino: Armani Collezioni; gabardina negra: Burberry, Bloomingdales, Aventura Mall; zapatos: Trendy Wardrobe, TrendyInc.net.

O sea que tú eres algo así como el “Johnny Deep” de las novelas latinas.
¡Ah, pues! Ese apodo me gusta ¿eh?, ese apodo me gustó (risas). ¡Muy bueno, se lo compro, se lo compro!

Casualmente te quería preguntar, ¿tienes algún actor o artista que admires por su forma de interpretar o metamorfosearse por sus papeles?
Pues, Johnny Depp es muy bueno ahora que lo mencionas, pero en realidad no tengo un actor. No voy a decir Al Pacino, Anthony Hopkins, porque todo el mundo los conoce; la verdad es que me he llevado muy buenas sorpresas con gente que nadie conoce, gente que los ves en un teatro actuando, haciendo algo y dices: “¡Qué buen actor este señor, qué buena actriz, que bárbaro, que arte, que cosa tan bella me acaba de transmitir!” Y te pones a pensar y dices ¿por qué no está allá, donde están todos los actores, no? Pues es un negocio. Pero sí, hay muchos actores que me han sorprendido; en España vi a muchos buenos actores de teatro y ahí están haciendo teatro muy tranquilitos. Por ejemplo Johnny Depp se atreve a hacer muchas cosas diferentes, a cambiar, y esos son los actores que admiro, los polifacéticos, los que se atreven, los que no tienen miedo, los que están en la constante búsqueda de diferentes experiencias.

¿Qué representa la actuación para ti?
Para mí, la actuación lo es todo; creo que nací para hacer esto.

Nos enteramos que recientemente también hiciste tu incursión en el mercado anglo con una película llamada “Meddling Mom” de Hallmark. ¿Qué tal esa experiencia?
Pues, bien. Como te contaba hace un rato, es lo mismo nada más que en inglés (risas). Yo fui parte del elenco de esta película y es la primera película de puro talento latino con Hallmark. Sonia Braga, Tony Plana, su servidor. Una película muy entretenida con un tema universal que sucede en un universo de latinos; no es basada en la inmigración o temas que tengan que ver con los latinos en Estados Unidos, sino más bien es un tema como cualquier otro, como a cualquier comunidad le puede pasar, y por eso me pareció excelente. La película es dirigida por Patricia Cardoso, la que también dirigió “Real women have curves”, para que la ubiquen. Hice un muy buen trabajo, la verdad me gustó mucho la película.

¿Y te gustaría seguir haciendo proyectos para el mercado anglo?
Sí, por supuesto que sí, ¡claro! Ahora estamos concentrados al cien por ciento en “El Señor de los Cielos” y después de ahí vamos a ver qué se puede hacer. Ya nos estamos metiendo por todos lados, acaban de  comprar “La Reina del Sur” para hacerla en inglés por Fox y va a pasar lo mismo con “El Señor de los Cielos”, así que ¡tendrán Rafael Amaya para rato! (risas).

Camisa gris de rallas y pantalón gris: Hugo Boss; suéter color vino: Armani Collezioni; gabardina negra: Burberry, Bloomingdales, Aventura Mall; zapatos: Trendy Wardrobe, TrendyInc.net.