No hay nada más placentero que estar en un lujoso hotel y gozar de un exquisito momento de deliciosa comida, ya sea en tu habitación o en unos de los restaurantes del hotel. Precisamente, el matrimonio de estos dos placeres se celebra en un solo lugar y se llama “Room Service Restaurant Lounge”, un restaurante que abrió hace algunos meses en South Beach y que desvela una experiencia muy singular donde, como su propio nombre lo indica, el servicio es lo más importante.

El concepto es muy claro: gozar de todas las comodidades del servicio de habitación o “room service” de un hotel de lujo pero llevado a tu mesa. Las instalaciones siguen el modelo de un hotel elegante con un “lobby” en la zona central amoblado con sofás de cuero, un bar moderno, chic y muy ecléctico y surtido, una caída de agua en cascada sobre una pared, y las mesas son unas “suites” individuales cada una de ellas con televisores de pantalla plana.

Y por supuesto, siguiendo con la línea hotelera, al entrar es recibido por un sexy “botones” mientras que una criada francesa, con ropa muy escueta y liviana, se va abriendo paso con los cocteles “Do not disturb” y “Wake up call”. El menú es traído a la “suite” por un mayordomo personal, una fusión de comida americana con un toque latino, inspiración del chef Miguel Emmanuelli. Los comensales eligen los platos de las secciones del menú divididas en “Check-in” o “Registro” (entradas), “Enjoy your stay” o “Disfrute su estadía” (platos fuertes) y “Stay a while” o “Quédese un rato” (postres).

Platillos como el “Room Service Dip Trio” con dips de pimiento rojo asado, espinacas y alcachofas, y espárragos servidos con totopos o nachos hechos en casa, o las “Room Quedadillas” de pollo, carne o camarones a la parrilla, forman parte de los “Small Plates” o “Platos Pequeños”. Platos básicos principales como un filet mignon, un salmón a la parrilla o una paella, o más creativos como el “Penthouse Penne” o la “Pechuga de pollo rellena de queso ricota”, forman parte del menú “Large Plates” o “Platos fuertes”.  El “happy hour” es llamado “Early Check-in”, todos los días de 6 a 8 de la noche.

Hasta el más mínimo detalle ha sido muy cuidadosamente previsto por los propietarios Tamara Young y Richard Ford para crear una atmósfera de lujo de cinco estrellas y hacer de “Room Service Restaurant Lounge” una experiencia única y especial.

El festín continúa pero de otra manera a partir de las 11 de la noche, cuando las criadas francesas toman por asalto el lugar que los camareros dejaron y un DJ en vivo asume posición en la cabina para darle rienda suelta a la música. “Room Service Restaurant Lounge” ofrece la más variada, con preferencia hacia la música lounge y electrónica, y una desenfadada oferta de bebidas en coctelería, con una larga lista de opciones muy creativas preparadas por los mixólogos del lugar, como “Lights Out” (Don Julio Blanco y Cîroc Coconut), “Presidential Suite” (Ron Zacapa, miel y bíter), y “3 Days, 2 Nights” (Grey Goose Cherry Noir, St. Germain, zumo de limón y piña), por ejemplo.

Definitivamente este híbrido culinario-parrandero es una alternativa novedosa que refresca un poco el ambiente regular y redefine el concepto de restaurantes en pleno corazón de South Beach… y si “barriga llena, corazón contento”, la deliciosa oferta gastronómica y las exquisitas libaciones de “Room Service” muy probablemente dibujarán una amplia sonrisa en los comensales a la hora de hacer el “check-out”.

“Room Service Restaurant Lounge” está ubicado en el 929 Washington Avenue, Miami Beach. Para más información, visita www.roomservicemia.com o para reservaciones llama al 305-763-8330.