Se aproxima la Semana de la Moda de Miami, uno de los eventos más representativos e importantes de la industria en nuestra ciudad y LifeStyle Miami no quiso desaprovechar los tips y consejos de aquellas fashionistas que nos ayudan a imponer tendencias, aquellas que, sin ser diseñadoras o modelos, logran dejar una marca y convertirse en un modelo a seguir.

Encontramos a una de las mujeres que más impacto tiene en la moda urbana de Miami, y no es precisamente en las portadas de revistas, sino la que disfrutamos por las calles, la que puede caminar por un centro comercial y robar miradas o estar parada en una estación del metro y ser la sensación. Ella es Sabrina Seara, la actriz venezolana del momento en el sur de la Florida.

Sabrina es una de las estrellas en “Pasión Prohibida”, la nueva producción estelar de Telemundo, y noche a noche a través de las pantallas se encarga, voluntaria o involuntariamente, de sentar precedentes en la moda, de cambiar todo un atuendo con un pequeño accesorio y de generar comentarios que duran hasta la emisión del siguiente capítulo de la novela. La joven actriz comparte créditos con Jencarlos Canela, Mónica Spear, Roberto Vander, entre otros.

Sabrina es procedente de Caracas, en donde construyó una importante carrera a través de personajes para Televen. Con una participación en “Guayoyo Express” logró conmocionar a un país que pidió a gritos verla en un protagónico y desde eso, el reconocimiento internacional tocó a su puerta con historias como “Los Misterios del Amor”, “Isa TKM” y “Válgame Dios”.

Pasos de gigante

Actualmente Miami se rinde a los pies de esta venezolana. Su papel de “Penélope Santillana” en “Pasión Prohibida” le permitió pisar con el pie derecho la televisión estadounidense, con una gran interpretación como la hija de Rebecca Jones y hermana de la protagonista Mónica Spear, que ha cautivado corazones con su dulzura. Sus logros son el mejor espejo que la proyecta como una actriz que en Miami “tiene para rato”.

Sin embargo, hay una faceta que desconocemos y que nos intriga: su pasión por la moda. Pocos sabrán pero desde los 16 años Sabrina participaba en  comerciales y a partir de ese primer acercamiento a la industria publicitaria, se convirtió en una adicta por la moda, las tendencias, los colores y las texturas.

Para ella, “lo más importante es amar lo que haces; creo que es la clave del éxito, ser constante y perseverar ante tus metas”. Reconoce que, a pesar de ser una industria muy reñida, nunca dejará de ser ella misma y jamás antepondrá un posible éxito sobre sus valores. “No intento ser más que Sabrina, una actriz comprometida con su trabajo y con su público. Cada personaje que interpreto lo hago con toda la entrega; sé que el camino es largo, quiero seguir aprendiendo para ser cada día una mejor actriz”.

Ante la llegada de la Semana de la Moda a la ciudad de Miami, quisimos indagar sobre sus gustos y con extrema convicción nos respondió: “Soy adicta a las carteras, nunca son suficientes para mí. Confieso que son mi debilidad”.

Sabrina respira moda, y transpira estilo, sin embargo, reconoce que no siente inclinación por ningún diseñador en particular; incluso no ha casado su estilo con ninguna marca específica. “Creo que hay que saber combinar y buscar tu propio estilo, entre lo que te haga sentir  cómoda y lo que mejor le vaya a tu cuerpo; esto siempre te dará seguridad y actitud”.

Y para quienes quieren ver más de la actriz, nuestra recomendación es que no dejen de seguir su trabajo en la novela “Pasión Prohibida”, todos los días a las 8 p.m. por Telemundo, y estén pendientes de su estilo y buen gusto en moda, para coger algunos tips de esta bella venezolana que ya se abre camino en nuestro Miami.