Siempre acostumbro a compartir una deliciosa receta para el “Día de los Enamorados”. En esta oportunidad, por ser una fecha muy especial y de gran significado para todos, quiero compartirles lo que he venido descubriendo a lo largo de mi carrera como chef, amante de la buena cocina y adicta a los alimentos, para mí la pasión más intensa y fascinante.

El 14 de febrero es el día de la relación más intensa entre la comida y el amor. Según la sabiduría popular, comer ciertos alimentos puede estimular la sensualidad. Culturas tan diversas y milenarias como la china, la india, romana y la griega tenían una lista de alimentos considerados poderosos para estimular la libido. No en vano la palabra “afrodisíaco” deriva del nombre de Afrodita, la diosa griega del amor, el placer sexual y la procreación. Los antiguos griegos codiciaban muchos alimentos por sus efectos positivos en el apetito sexual como los bulbos o plantas bulbosas (como el jacinto o la cebolla), las trufas o las lentejas. Cientos de ingredientes como el azafrán eran considerados bálsamos para el mal de amores.

Los aguacates y las bananas son considerados alimentos afrodisíacos, no solo por su apariencia erótica sino también por sus componentes químicos que ayudan a la producción de hormonas sexuales / Fotos e Brybs y Sanja Gjenero respectivamente, stock.xchng

Científicamente estas premisas no han podido ser verificadas. Muchos estudios han demostrado que comer alimentos considerados “afrodisíacos” no tienen ningún efecto fisiológico en la libido, pero en muchos casos el verdadero efecto afrodisíaco está en el poder de la imaginación, en la creatividad, en el sabor y aroma de la comidas e incluso la apariencia sugestiva de algunos alimentos, que pueden encerrar un carácter erótico y asociarse directamente con la sexualidad, tales como el aguacate y las ostras que se han ganado un estatus afrodisíaco debido a su parecido con los órganos sexuales.

Seguramente estos alimentos “productores de amor” ya forman parte de tu dieta alimenticia diaria y tal vez desconozcas sus propiedades afrodisíacas, como por ejemplo los dátiles, el chocolate, las fresas, las almendras, las bananas y los aguacates.

No está de más estimular los sentidos y el gusto; es una forma de cosquillear el apetito sexual. Dicen que al corazón se llega por medio del estómago… pues en esa onda de pensamiento, aquí les comparto los afrodisíacos más famosos.

Almendras: Son el símbolo de la fertilidad y se solían consumir en las bodas desde los tiempos romanos. También se cree que el aroma de las almendras incita a la pasión en las mujeres.

Espárragos: Ya desde el siglo 17, los espárragos son considerados un elemento afrodisíaco. Este vegetal es rico en potasio y ácido fólico lo que según la medicina estimula la producción de histamina (componente necesario para alcanzar el orgasmo tanto en hombres como en mujeres).

Ostras: La fama afrodisíaca de las ostras proviene de su forma sugestiva y sabor salado. Se rumora que “Casanova”, el gran amante veneciano del siglo 18, comía 50 ostras al día.

Aguacate: Posee una gran cantidad de omega 3, potasio y vitamina B6, conocida por incrementar la producción de la hormona masculina. Son tan efectivos que los sacerdotes españoles prohibían su consumo en las parroquias. Aunque su suavidad sin duda es sensual, la fama como afrodisíaco del aguacate deriva de su parecido a los órganos sexuales masculinos por la manera como el fruto cuelga del árbol.

Albahaca: De la familia de la menta. La albahaca promueve la circulación sanguínea y se cree que estimula el deseo sexual por esta misma razón.

Bananas: Consideradas como el símbolo de la fertilidad por los hindúes. La banana (además de su obvia forma sexual fálica) contiene grandes cantidades de potasio y vitaminas B, ambas necesarias para producir hormonas sexuales. Además, para los hombres, la banana contiene la enzima bromelina, responsable de incrementar la libido sexual.

Azafrán: En la Antigua Persia, las mujeres salpicaban azafrán en las camas de los recién casados para fomentar la actividad sexual y la fertilidad.

Chocolate: La reputación del chocolate como combustible sexual romántico se puede remontar hasta los aztecas, pero realmente debe su fama a la Europa del siglo 18. Autobiografías del Marqués de Sade revelan que él distribuía chocolates entre los nobles que previamente había atado a sus testículos, con el fin de despertar discretamente a sus invitados.

Esos son algunos de los más famosos. Y para no perder la costumbre de compartir mis recetas con ustedes, aquí les traigo una de mi afrodisíaco favorito: el chocolate. Además es una receta bien romántica que puedes hacer en pareja o para provocar a tu pareja.

Trufas de chocolate y pistacho (para 20 trufas)

Trufas de chocolate y pistacho de la chef Jackie / Foto cortesía de Jackie Salas

Ingredientes:

4 a 6 galletas de chocolate de su preferencia (Sugiero Oreos)
1 trozo de torta de vainilla o chocolate. Aprox. 2 tazas (triturada)
½ taza de fudge de chocolate
½ taza de chips de chocolate derretidos
½ taza de pistachos triturados
½ taza de Grand Marnier o brandy
Cacao en polvo

Preparación:

En un recipiente de vidrio colocamos las galletas bien trituradas y la torta triturada. Combinamos con el fudge de chocolate, los chips de chocolates derretidos y el licor. Mezclamos bien para formar una mezcla homogénea. Refrigeramos al menos unas 4 horas para que la mezcla se compacte.

Retiramos de la nevera y comenzamos a hacer bolitas no muy grandes y las vamos colocando en una bandeja con papel antiadherente. Cuando estén todas listas, refrigeramos nuevamente, antes de servirlas, pasamos unas por el cacao en polvo y otras por el pistacho triturado.

Servimos con fresas y crema fresca y ya está. ¡Atrévete, inspira y AMA! ¡Feliz mes del amor!